Los gatos, unas criaturas de sentidos asombrosos

Conocer a los gatos es siempre algo impresionante. La naturaleza ha desarrollados con los felinos un conjunto de calidad y capacidades que lo hacen único. Vamos a conocer un poco más de cerca a estas sus habilidades.

Por Javiera Paz Pernas
RENAGAP – TICA Perú

Estos animales, ágiles y rápidos, así como depredadores altamente eficientes, dotados por la naturaleza con armas letales, están entrando cada vez más en nuestras vidas. Sin embargo, los gatos siempre han sido vistos como animales solitarios, extremadamente oportunistas, poco propensos a jugar, especialmente en comparación con los perros. Sin embargo, las cosas que los diferencia de otras mascotas son sus habilidades en utilizar su cuerpo de una forma muy eficiente e impresionante.

Visión

Gracias a que pueden dilatar mucho sus pupilas, 12 mm aprox., para que entre luz, los gatos cuentan con 4 veces más bastoncillos por cono en el interior del ojo. Por esta razón, pueden ver muy bien de noche y desarrollar su vida preferentemente nocturna. No distinguen los colores como nosotros, sino solo ciertas tonalidades de verdes y azules.

Oído

Cuentan con 32 músculos en sus orejas para girarlas en dirección a la fuente del sonido, lo que les es muy útil para cazar. Su sensibilidad auditiva es de 65 Khz, mientras en los humanos es de apenas 20 Khz. Su percepción de los sonidos bajos es muy similar a la nuestra, aunque son capaces de escuchar sonidos agudos que nosotros no. 

Olfato

El interior de su nariz cuenta con el doble de células olfativas que los humanos. Están equipados con el órgano de Jacobson, un híbrido que mezcla sensaciones olfativas con el gusto. Este órgano se activa, cuando el gato presiona su paladar con la lengua para procesar mejor la información que le llega e identificar el olor. Este acto se llama Flehmen y es un gesto característico de estirar el cuello oliendo por boca y nariz a la vez. 

Los gatos tienen bigotes y vibrisas, es decir, pelos largos con terminaciones nerviosas. Las vibrisas están en las cejas, el mentón y detrás de las patas.

Gracias a ellas, los gatos ciegos pueden tener una vida normal, sin chocarse ni accidentarse, porque los informan sobre la temperatura y los objetos que los rodean. 

Gusto

Perciben sabores salados, ácidos y amargos, pero no el dulce. Y si bien, comen golosinas como helados y tortas, son los ingredientes grasos los que los atraen. 

Tacto

La piel del gato es altamente sensible a lo que la rodea porque cuenta con receptores que le informan lo que ocurre a su alrededor por todo su cuerpo. Con las almohadillas de las patitas perciben las pequeñas vibraciones que se producen en el suelo como, por ejemplo, sentir un pequeño ratón cerca. Es por esto que se dice que los gatos perciben los temblores con anticipación.

Orientación y equilibrio

Otros sentidos asombrosos son su sentido de orientación que, se supone debido a pequeñas cantidades de fierro en su cerebro, reacciona como un imán hacia el norte. Su preciso sentido del equilibrio les permite hacer increíbles piruetas y caer de pie desde lugares altos. Es por esto, que la pasión de los gatos para los lugares altos es lo que mas prefieren.

Que le parece ahora, el gato merece todas nuestra admiración, son criaturas con súper sentidos. Pueden parecer imperturbables, solitarios y fríos vistos desde fuera pero en su interior perciben todo el amor del mundo exterior.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email











Ediciones digitales