Gatos: esterilización y castración

Si tomaste la decisión de tener un gato, otra de las más importantes decisiones será qué medida adoptar cuando llegue a la edad reproductiva.

Hoy más que nunca la esterilización en el caso de las gatas y la castración en el caso de los gatos cobra notoria importancia para evitar la proliferación de gatos abandonados, enfermedades y sobre todo cuidar de su salud.

En este artículo revisaremos algunos de los principales mitos que giran en torno a estos procedimientos para que puedas disfrutar de tu gato o gata por muchos años a tu lado.


MITO 1 – Es necesario que mi gata tenga una camada antes de operarla

FALSO.

Una de las preguntas que nos suelen realizar con mayor frecuencia, es si es necesario que las gatitas tengan una primera camada, y en realidad esto es un mito. Esterilizar a una gata a una edad temprana (6 meses o antes su primer celo) es muy beneficioso porque reducirá en un 95 % las posibilidades de desarrollar tumores cancerígenos de mama. Este porcentaje se reduce a un 85% entre el primer y segundo celo.

MITO 2 – Esterilización y castración son lo mismo

FALSO.

Estos términos suelen confundirse, incluso algunas personas generalizan con aquello de la esterilización de gatos. Los dos son procedimientos quirúrgicos distintos. La castración es para los gatos machos. Se les extirpan los testículos. La esterilización es para las gatas. En una cirugía se les extraen los ovarios. En resumidas cuentas, si tienes una gata será esterilizada, y tu gato será castrado.

MITO 3 – No es necesario castrar al gato, solo esterilizar a las hembras.

FALSO.

Recuerda que el SIDA felino existe, así como la leucemia felina. Ambas son letales y se propagan debido a mordidas y contacto sanguíneo o sexual. Castrar al gato evita que el animal pelee con otros machos por las hembras y lo mantiene a salvo de estos contagios, además de eso reducirá el marcaje y que se escape de la casa para ir a buscar hembras.

MITO 4 – Si castro a mi gato dejará de ser macho

FALSO.

La castración no cambiará el sexo de tu mascota y así lo destacamos en letras negritas, solo afectará del algún modo su carácter. Es decir que si tienes en casa a un macho alfa, una vez castrado cambiará un poco su comportamiento y no demostrará una conducta sexual, pero continuará siendo el líder de su familia gatuna. Recuerda que su comportamiento irá cambiando poco a poco.

MITO 5 – La esterilización lo hará engordar 

FALSO.

La obesidad en gatos no solo es consecuencia de la esterilización. Es cierto que el gato que no puede reproducirse se vuelve más tranquilo y no siente necesidad de salir de casa, pero esto no significa que tu mascota aumentará de peso luego de la operación. El suplemento alimenticio que escojas, la cantidad diaria de acuerdo con su peso, así como la actividad física que haga tu gato en casa van a influir directamente en su peso. Si mantienes a tu gato mentalmente activo, juegas y le provees de implementos para que salte, trepe, corra y se divierta, esterilizada o castrado se mantendrá en su peso ideal y saludable.

VERDADES
Acerca de esterilizar a la gata y castrar al gato


• VERDAD
Gatos más sanos y tranquilos
Al esterilizar o castrar a tu mascota alargarás su vida, lo mantendrás a salvo de enfermedades virales y letales, y sobre todo estará mucho más tranquilo.

• VERDAD
No más huidas de casa
Esterilizar o castrar a tu mascota disminuirá las probabilidades de que quiera escapar para ir a buscar pareja.

• VERDAD
Reduce el riesgo de enfermedades y tumores
Como dijimos anteriormente, el riesgo de contraer enfermedades y desarrollar tumores disminuye hasta en un 95 %.

• VERDAD
En los gatos no más marcaje
En el caso de los gatos sin castrar una de las molestias más recurrentes es el marcaje. Con la castración olvídate de esto. Tu gato ya no tendrá la necesidad de buscar novia, por ende, no irá dejando sus “invitaciones” a través del olor en su orina.

• VERDAD
En las hembras no más episodios del “celo”
Muchas gatas suelen ser muy ruidosas y hasta aparentar dolor durante su celo. Esta conducta desaparece porque ya no sentirá la necesidad de buscar pareja.

• VERDAD
No más abandono
Gracias a estos procedimientos se controla totalmente la llegada de nuevos gatitos a los que probablemente sería muy difícil encontrarles un buen hogar.

• VERDAD
Consulta con el médico veterinario de confianza
Si tienes alguna duda, consulta siempre con un médico veterinario de confianza. Los veterinarios son los profesionales que sabrán orientarte respecto a cuándo es el mejor momento para castrar a tu gato o esterilizar a tu gata.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales