Inicio MascotasGatos El gato en su segunda juventud

El gato en su segunda juventud

por Planeta Mascota

El desarrollo de nuestros amados gatos es muy rápido y, con solo seis meses, ya llegan a la edad adulta. En pocas semanas un gato pasa de ser una bolita de pelos, a pasearse orgulloso por encima del respaldo del sofá.

Por Javiera Paz Pernas 

 RENAGAP – TICA Perú

La ciencia y la medicina veterinaria han evolucionado de manera impresionante en los últimos años y el gato, al ir desplazando al perro como la mascota del hogar, ha contribuido a que tengamos más estudios y desarrollo de productos especializados para su cuidado.

En la actualidad, dos corrientes marcan distintas fechas del inicio de la vejez de un gato. La más conocida indica que a los 7 años un gato ya es viejo, pero las corrientes que se basan en estudios más actuales hablan de 12 años como el inicio de esta etapa en la vida.

Un gato que vive en la calle valiéndose por si mismo tiene una esperanza de vida de 6 años. En cambio, el gato exclusivamente indoor, con los cuidados brindados desde el primer día, tiene actualmente una esperanza de vida de 20 años. 

Llegar a los 20: los cuidados básicos

Un gato puede celebrar las dos décadas si desde cachorro recibe:

  • Alimentación de calidad.
  • plan de vacunas y revacunas cada año.
  • Desparasitaciones externas (las pulgas transmiten enfermedades).
  • Desparasitaciones internas, aunque el gato no tenga contacto con otros animales.
  • Esterilización, castración de hembras y machos es fundamental para prevenir el cáncer y piometra (infección al útero) en el caso de las hembras.

A partir de los 7 años

  • El control médico del gato debe incluir como mínimo un examen completo de sangre y de orina para revisar que los órganos estén funcionando correctamente.
  • Revisar las encías del gato para prevenir la gingivitis, es decir, inflamación de las encías. Estas deben ser de color rosa pálido.

Esta es la mejor forma de evitar la pérdida de dientes; además, una gingivitis sin tratar puede causar problemas cardíacos.

  • Los gatos persas o mezcla de persas deben hacerse una ecografía siendo jóvenes para detectar quistes en el riñón (PKD) e iniciar el tratamiento adecuado.
  • Hay que observar cambios de conducta que pueden ser indicativos de dolores.

 

 

Evitemos el estrés en los gatos de la tercera edad

Además de la salud física, no hay que descuidar la salud emocional de nuestro minino, evitando el estrés en esta etapa de la vida. Si su condición física lo permite, hay que mantenerlo activo con juegos suaves, lo que contribuye a la salud de huesos, músculos y corazón, pero también a estar mentalmente equilibrado.

Los gatos muy entrados en años a veces no pueden asearse solos por lo que hay que ayudarlos a limpiarse con baños o pañitos húmedos, dado que un gato sucio se deprime y se decae.

Recuerda que en nuestras manos está la responsabilidad de brindarle a nuestro gato el bienestar que necesita en especial en esta etapa de su vida.

Artículos Relacionados

Deja un comentario