El asma en el gato, sabias que …

Para un gato, sufrir de asma, no es un problema desconocido y tampoco sencillo.

Por M.V. Vladimir Aguilar Jáuregui  

CMVP 7160  

Veterinaria San Juan 

La bronquitis alérgica e gato o asma felina es una patología respiratoria relativamente frecuente en gatos.

Puede afectar a animales de todas las edades, con mayor predisposición en los gatos siameses, aunque se ha notado que las hembras de edad mediana y las ancianas también están predispuestas.

Un porcentaje alto también son los animales con tendencia a la obesidad.

El asma (actualmente definida como enfermedad bronquial felina EBF) es una enfermedad respiratoria que puede afectar a los gatos jóvenes y de mediana edad de ambos sexos.

Los síntomas más frecuentes son tos y dificultad para respirar.

Cómo reconocer el asma en los gatos

El asma en gatos se produce en cuestión de pocos segundos o minutos. Pero, la frecuencia con la que el gato muestra síntomas alérgicos depende de la frecuencia de contacto con el antígeno. Si el antígeno se encuentra en el ambiente diario del felino, el asma es más crónica que aguda. Los gatos afectados muestran síntomas como:

  • Tos seca y posiblemente dificultades para respirar (respira por la boca) y las membranas mucosas se tornan azules
  • Mayor debilidad y falta de voluntad para moverse
  • Enrojecimiento, hinchazón y posible formación de ronchas en la piel y las membranas mucosas
  • Aumento de la picazón
  • Dependiendo de la magnitud de la reacción alérgica, el asma puede causar un shock anafiláctico que puede ser fatal

Sin embargo, estos síntomas pueden variar ampliamente tanto en intensidad como en duración.

Pueden observarse también desde episodios graves con crisis agudas de disnea (dificultad para respirar), tos seca, cianosis (coloración azul de la piel por trastornos circulatorios) y disfunción respiratoria.

A estos se requieren tratamiento de emergencia, hasta brotes ocasionales recurrentes de tos leve.

Cabe señalar que los gatos pueden presentar crisis esporádicas, seguidas de periodos más o menos largos de normalidad o bien mostrar alteraciones respiratorias continuas.

La mayoría de los casos de bronquitis alérgica felina son idiopáticos, es decir, se desconoce el origen de la enfermedad.

No obstante, es importante tener en cuenta el diagnóstico diferencial con infección, parasitosis, enfermedad pulmonar intersticial, enfermedad cardiaca, neoplasia pulmonar entre otras patologías.

Uno + uno = dos gatos en casa

Un gato asmático puede llevar una vida perfectamente normal si se trata de manera temprana, de lo contrario se producirá un deterioro del sistema respiratorio.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email











Ediciones digitales