La raza de gato, Cornish Rex

El Cornish Rex, un gato muy particular, una afelpada toalla de amor

Cornish Rex, el azar en la historia 

A pesar de que el cornish rex tiene un «aspecto de gato antiguo”, en realidad, esta raza se remonta a principios de la década los años cincuenta, cuando fue «descubierto», por primera vez, en un granero en Cornwall, Inglaterra. Esta raza no es el resultado de miles de años de selección «natural» ni tampoco de un mestizaje inteligente por parte de un criador de gatos reconocido.

La verdadera razón por la que tenemos al cornish rex entre nosotros es porque uno de los primeros descubridores de esta raza encontró un «gato de granero» callejero con un pelaje ondulado notable. Y los que descubrieron esta pequeña «joya» decidieron ver si podían «cruzar» su descubrimiento con otros gatos de la zona y ver si podían reproducir este pelaje ondulado que le da al cornish rex su sello distintivo. Como resultado de sus primeros esfuerzos, lo que ahora tenemos es una raza de gato única y en toda gama de colores.

El cornish rex tiene en el devon rex, lo que se podría decir, su “raza prima”. Sin embargo, a pesar de ser similares, se trata de dos razas diferentes. Ambos son originarios de Inglaterra debido a una mutación genética espontánea, aunque los genes en cuestión no tienen ninguna relación. Por si fuera poco, se conoce una tercera opción: el selkirk rex. Raza que no es de Inglaterra, sino más bien de Wyoming, cerca de las montañas Selkirk, en Norteamérica.

El cornish rex es un gato inteligente y alerta. Es atlético y ágil. Le gusta saltar y jugar a buscar y atrapar.

Es un gato extremadamente cariñoso que adora la compañía de sus humanos favoritos. Por lo tanto, no le gusta estar sola por mucho tiempo.

Las singularidades del cornish rex 

Su pelo ondulado. Como resultado de una mutación genética, la raza tiene esta peculiaridad muy inusual en los gatos:

Gato de una sola capa. La mayoría de las pieles de los gatos tienen tres capas: un pelo «protector» superior, un pelo «arista» medio y un pelo inferior «hacia abajo». El cornish rex solo tiene la parte inferior del pelo hacia abajo. Eso quiere decir que tiene poco pelo, aunque muy suave. Es conveniente revisar su piel con frecuencia en busca de rojeces u otros síntomas de problemas dermatológicos.

Poco pelo: ideal para los alérgicos. Con una sola capa, el cornish rex no bota mucho pelo, y esta es una buena noticia para las personas con alergias. Un simple cepillado semanal bastará.

Cuerpo de galgo. Este es un gato de tamaño mediano con un cuerpo esbelto y espigado, muy similar al de los galgos. Sus grandes orejas le dan un aspecto más singular todavía.

Gato de familia. Esta es una raza muy buena con los niños, los perros y otros gatos. No le gusta estar sola durante largos períodos de tiempo. Las familias que salen a trabajar fuera de casa deben considerar tener otro gato para que se hagan mutua compañía. Hay que destacar que su compañero debe ser igualmente activo porque el cornish rex es un alegre juguetón. Un ser que puede acompañarnos alrededor de quince años.

Dime cómo eres

El cornish rex es un gato que a veces puede llevarnos a pensar, ¿tengo un perro o un gato? Es faldero se va a acurrucar en tu regazo como si fueras su calentador particular. También le gusta hacer sus siestas delante del televisor, dormir cerca de la computadora e incluso caminar sobre el teclado mientras uno escribe solo porque se siente calientito.

Es una raza con gran capacidad de adaptación, aunque prefiere pasar la mayor parte del tiempo dentro de casa. No es un gato que adore mucho salir o explorar, en suma, son bastante hogareños.

Ya dijimos que era inteligente, ¿verdad? Entonces, podrás enseñarle muchos trucos, tales como buscar y traer la pelota, un juguete o cualquier otra cosa. Una de las razones por la cual, los niños lo adoran.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales