¿Y se adoptamos un gato?

Cuando un gato llega a tu vida, eres responsable de su vida. La forma más común en que un gato llegue a ser parte de una familia es la adopción. Rescatado de la calle, de un refugio o como un regalo.


 RENAGAP

Registro Nacional de Gatos Peruanos

Un gato en la familia alegra el hogar, y es compañía asegurada. Con un gato en casa, los niños aprenden lo que es la empatía, a dar afecto y a desarrollar su sentido de la responsabilidad.

La gran mayoría prefiere adoptar a un tierno gatito, mientras más pequeño, mejor, dicen. Pero, debes tener en cuenta que esta etapa es corta porque a los 10 meses un gato ya se considera adulto, y lamentablemente cuando el “gatito” pierde su encanto, también se pierde el interés por él.

Se adaptan como ninguna mascota

Además de la ternura que despierta un gatito, la gente suele pensar que solo los pequeños pueden adaptarse a un nuevo hogar; deben de saber que los gatos adultos también lo hacen.

Un gato se adapta con facilidad. No hay que enseñarle cómo usar la caja de arena, basta con mostrarle donde está y el gato comprenderá inmediatamente lo que debe hacer, y no solo eso, en un par de días aprenderá las otras reglas de la casa, y con sus ronroneos y caricias agradecerá esa nueva oportunidad de vivir en familia.

¿Hembra o macho?

No importa el sexo. Una de las bases de la tenencia responsable es la esterilización temprana, 6 meses es la edad ideal.

  • Cuando esterilizas a una gata, evitarás que tenga gatitos varias veces por año, a los que será también muy difícil encontrarles hogar y terminarán en la calle.
  • Cuando castras a un gato, evitarás que, buscando hembras, llegue herido de una pelea, se accidente o se contagie de enfermedades, y evitarás también conductas indeseables como orinar para marcar.

Un gato es un integrante de la familia al que no se abandona. Cambiar de casa o el nacimiento de un hijo no son razones para abandonar a una mascota.

Un animal que ha estado bien cuidado no será capaz de sobrevivir en la calle abandonado a su suerte, lo que le reste de vida será muy doloroso.

Ten siempre en cuenta que cuando un animalito llega a tu vida, eres responsable de su vida.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales