¿A veces tu gato te muerde los pies?

Se tu gato te muerde con más o menos intensidad, o actúa algo similar es probable que su comportamiento te haya sorprendido en más de una ocasión.

Que tu gato te muerde los pies, no debe ser una novedad en tu casa. El código de comunicación felino no siempre es algo sencillo de descifrar e interpretar porque el gato muerde lo pies u otras partes de nuestro cuerpo, a veces se requiere de un poco más de atención en su conducta.

La motivación de la mordedura de un gato nunca es casual. El trata de llamar tu atención para conseguir una determinada acción por tu parte. Saber interpretarlo y actuar correctamente no siempre es fácil.

Puede ser que está aburrido

La frustración que siente por no poder dar salida a su energía, física y mental, lo lleva a morder aquello que le queda más cercano. No es una situación alarmante, pero requiere que intervengas cuanto antes para evitar que se agrave o se transforme en algo rutinario para él. Dedicarle un poco de tiempo a diario en jugar. El juego compartido le sirve para moverse, y prevenir el sobrepeso, para desfogarse, pero también para sentirse acompañado.

No está correctamente socializado

En otras ocasiones, la razón que explica por qué el gato nos muerde los pies radica en su falta de socialización. Porque no se abordó en su debido momento, entre la tercera y la novena semana de vida, o porque se llevó a cabo de forma errónea, por ejemplo, separándolo antes de las 8 semanas de su madre y hermanos. De adultos pueden presentar dificultades para la interacción social y llamar la atención, para que les hagan caso, y el mordernos es una de esta.

Puede estar molesto o vulnerable

La pérdida de control que les genera cualquier cambio en sus rutinas es otra de las explicaciones de por qué los gatos muerden. La llegada de un bebé a casa, una mudanza o una visita inesperada los exponen a nuevos olores, sonidos y situaciones que hacen tambalear su status quo. Algo que, por definición, estresa a los gatos porque los lleva a competir por los recursos, especialmente por tu atención.

Momento de sobreexcitación

¿Alguna vez tu minino te ha lamido y acto seguido te ha mordido? Es una clara muestra de emoción y sobreexcitación. Disfruta tanto del tiempo de juego contigo o le hace tan feliz esa comida que le has ofrecido que no puede evitar morderte para expresar, con efusividad, su afecto y agradecimiento.

Se siente agresivo

Aunque sea en un bajo porcentaje, que tu gato te muerda los pies puede ser debido a agresividad. Los gatos callejeros son especialmente esquivos o desconfiados por las condiciones de vida a las que están acostumbrados. Si acabas de acoger a uno, no desesperes y dale tiempo.

Está enfermo

Enfermedades como la insuficiencia renal o las afecciones articulares a las que son especialmente vulnerables los gatos ancianos también dan lugar a los mordiscos. Pese a que consiguen camuflar su malestar, los gatos de cualquier edad pueden manifestar este tipo de conductas cuando el dolor se hace insoportable. Llevarlo de inmediato al veterinario será lo idóneo para determinar la causa y establecer un tratamiento.

Como ves, en buena parte de las veces la pregunta de por qué mi gato me muerde los pies se responde atendiendo a la falta estimulación o a la necesidad de pasar más tiempo con él. Se trata de una conducta con la que expresan su anhelo de interacción y compañía, y ante la que conviene actuar para prevenir males mayores.

Comparte esta publicación