Inicio Mascotas El envejecimiento de nuestra mascota

El envejecimiento de nuestra mascota

por Planeta Mascota

La tercera edad para las mascotas es igual a la de nosotros humanos, el cuerpo y la mente se van apagando un poco a la vez y necesitan de nuestro cuidado para que puedan tener una mejor calidad de vida.

Por Gruchenka Vucetich
Bach. Veterinaria y Zootecnia
Universidad Peruana Cayetano Heredia

El envejecimiento de nuestra mascota es un proceso fisiológico natural, progresivo e irreversible.  Durante este proceso tanto perros como gatos sufren una declinación de la función cognitiva como son la memoria, aprendizaje, percepción, conciencia.  Los perros y gatos de edad avanzada pueden exhibir diversos cambios de la conducta, tales como: ansiedad, fobias, alteraciones del sueño/vigilia, olvido de conductas aprendidas, menor respuesta al propietario, desorientación, aumento de la vocalización muchas veces agresión, también la actividad física disminuye con el tiempo, se muestran aislados, no salen a recibir a su dueño, aparición de conductas compulsivas: girar en círculos, lamido excesivo de las patas.

Debido a los avances en la medicina veterinaria los perros y gatos, viven cada vez más y con mejor calidad de vida. Esto mediante diagnósticos y tratamientos preventivos tanto por problemas médicos como de conducta.

Los animales gerontes necesitan más cuidados cuando son mayores, estos animales son mucho más sensibles y tienden a enfermar con más facilidad.  El animal geriátrico tiene menor necesidad de energía que un adulto en mantenimiento debido a una reducción de la actividad física. Existen en el mercado alimentos especiales para animales geriátricos, los cuales son muy completos y ofrecen al animal la cantidad exacta de nutrientes. Se recomienda evitar la alimentación casera por la gran cantidad de sal que contiene y porque no llega a cubrir las necesidades nutricionales que ellos requieren.

 

Con la edad el pelo se vuelve más delgado y pobre, es necesario cepillar a diario para eliminar el pelo muerto, debemos estar atentos a cualquier cambio que veamos en la piel. Igualmente, los cuidados dentales son necesarios para evitar infecciones orales. Los perros y gatos geriátricos conforman una buena parte de los pacientes atendidos en las clínicas veterinarias.

El stress, la desnutrición, la falta de ejercicio, los medios ambientes pueden acelerar este cambio.

La responsabilidad del médico veterinario y del dueño es velar por la salud tratando de minimizar o retardar el deterioro progresivo propio del envejecimiento y poder brindar una mejor calidad de vida durante las semanas, meses o años que le reste, por esto que es muy importante realizar un examen físico general y estar muy atento a los cambios que se presentaran con el tiempo.

Los años pasan para todos, ellos esperan que como pasamos muy buenos momentos cuando eran joven, ahora pueden estar tranquilo que nosotros los cuidaremos en esta etapa un poco más complicada, pero igualmente merecen una buena calidad de vida. No le fallamos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario