Divorcio entre pareja. ¿Y la mascota?

Divorcio en una pareja o matrimonio, es una muy mala experiencia para los dos. Pero se existe una mascota en el medio, que va a pasar?


Por José David Olivares

Colaborador PLANETA MASCOTA

Al momento de atravesar una situación tan compleja y emocionalmente dura, como lo es un divorcio, surgen muchas dudas sobre como organizarse y dividirse todo lo que surgió de dicha relación. Para lo cual ya se han establecido múltiples formas para abordar y definir esta situación.  

Sin embargo, ¿Qué sucede con nuestros compañeros peludos?

Existen distintos tipos de custodias que se pueden usar, como la Custodia Compartida, donde ambas partes sostienen un régimen de visitas y tienen a las mascotas por unas cantidades de días por meses.

O la Custodia Única, donde la mascota solo es propiedad de una parte, y se puede considerar una compensación económica para la otra parte.

A su vez, si el matrimonio fue en separación de bienes, la custodia de la mascota le corresponde a quien lo adquirió.

En el Perú no existe una ley que considere a las mascotas en los casos de divorcios, e incluso cuando en 2018 se trató de solucionar el vacío legal por medio de un proyecto de ley, este fue finalmente rechazado.

¿Tu mascota es ansiosa, estresada?

¿Qué se puede hacer para conservar a nuestros amigos de 4 patas?

Primero que todo cabe mencionar que generalmente quien conserva la custodia de los hijos, también lo hace con la mascota, puesto que los niños suelen tener un vinculo muy fuerte con sus mascotas.

Lo más recomendable es que se intente llegar a un acuerdo amistoso con visitas programadas, sumándole a tratar de evitar que no cambie de hogares ya que al igual que nosotros, no les gusta estar de un lado para otro.

Así como no separar a las mascotas en caso sean más de una, puesto puede conllevar depresión, ansiedad o estrés en nuestros compañeros.

Tristemente, para los tribunales, las mascotas no son miembros de la familia, si no posesiones que han de ser divididas, e incluso negocios, en caso sean de raza y pueden servir para tener cachorros y así venderlos.

Finalmente, si su objetivo es convencer al juez, usted ha de demostrar que es el más adecuado para cuidar de la mascota. Para ello puede demostrar que tiene más tiempo para jugar y cuidar de la mascota, que su casa tiene más espacio para ella y que es usted quien la lleva al veterinario.

Como para los niños, las mascotas no deberían pagar los platos rotos de un divorcio, por esto elijan lo mejor para usted, pero no destruyan la vida de su mascota. Ellas también sufren la separación de sus dueños.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales