El conejo y su alimento preferido

Si tienes un conejo en casa, este artículo es para ti.
No se trata de Bugs Bunny, Roger rabbit o Snowball ni tampoco de comer zanahorias. Estamos seguros de que luego de leer esto aprenderás a alimentar correctamente a tu querido orejón.

El conejo, el heno y una alimentación saludable

Muchas personas desconocen qué es el heno y lo importante que es para la alimentación saludable de un conejo, en realidad de cualquier herbívoro. Cuando le preguntas a alguien ¿cuál es el alimento fundamental que debe comer un conejo? El 99.9 % te responderá que zanahorias y el 1 % verduras.

Pues aquí y ahora, vamos a cortar ese concepto erróneo de raíz. El heno es el alimento fundamental de todo herbívoro como por ejemplo: conejo, cuy, chinchilla, jerbo, caballo, vaca, cordero, entre otros.

¿Qué es el heno?

Las hojas verdes de las pasturas tienen entre 75 y 85 % de agua en su interior. Los valores proteicos, hidratos de carbono y grasas son realmente bajos porque están disueltos en el agua, aunque estas hojas son muy ricas en vitaminas A, B y C, minerales, calcio y fósforo. Una vez cortadas estas pasturas se dejan deshidratar al sol o pasan por máquinas henificadoras para que pierdan el agua que contienen. Esto permitirá que los valores nutricionales aumenten considerablemente por la concentración de nutrientes; es decir para un conejo es más nutritivo comer una pastura deshidratada (heno) que una pastura fresca (recién cortada), y no solo por su valor nutricional, sino también porque les ayuda al limado natural de los dientes.

Los pastos silvestres de los campos suelen secarse en invierno con las heladas y se ponen amarillos. Estos en las épocas frías ya no tienen el agua que tienen en primavera/verano, por ende, un conejo silvestre o una liebre está comiendo heno siempre en la vida silvestre o de campo ya que se seca por la acción del frio, y como se mencionó anteriormente, los nutrientes son mayores en invierno que en verano.

Por si fuera poco, la naturaleza es tan sabia que con el frío les brinda más energía a los animales herbívoros. Por esa razón es fundamental que un conejito mascota mantenga la misma dieta que en la vida silvestre donde están libres de azúcares, harinas, grasas, cualquier tipo de alimento procesado (frutas, galletas, pellets, dulces, popcorn, pan, semillas, etc.

Por eso, el heno debe estar siempre a disposición las 24 horas del día y dependiendo de la edad del conejito se le podrá ofrecer heno de alfalfa, cebada, avena, etc.

El heno es el “alimento fundamental” de conejos, cuyes, chinchillas, jerbos, caballos, vacas y corderos, entre otros herbívoros. Tu conejo debe tener heno a disposición las 24 horas del día.

Heno para todos los gustos

Por lo general, cuando llega a nuestro hogar un conejo es cuando descubrimos que debe comer heno y no solo eso, sino que descubrimos también que hay una amplia variedad de heno sea de gramínea o leguminosa.

Alfalfa para gazapos hasta los 6 meses de edad.
• Avena y cebada para conejitos mayores a 6 meses en adelante.
• Timothy, ideal para conejitos con sobrepeso porque contiene bajos niveles nutricionales.

Variedades de heno en Estados Unidos
Heno Coast Cross. Un tipo de pastura híbrida que se caracteriza por ser un pasto de hojas delgadas y largas.
Heno Tifton. Un tipo de pastura hibrida que se caracteriza por ser baja en calidad proteica.

Variedades de heno en otros países
• Festuca, rico en fibra.
• Ballica que se caracteriza por tener niveles menores de calcio y proteína en comparación a los henos de leguminosa como la alfalfa.

Variedades de heno en Perú
En el Perú, podemos encontrar heno de alfalfa, cebada y avena. Cabe destacar que el sabor, olor y crocantez del heno nacional es de excelente calidad.

Y así podríamos seguir con una lista sinfín de tipos de heno que podemos darles a nuestros conejitos o a cualquier tipo de herbívoro. La variedad dependerá de cada país por su suelo y climas; y si bien, no todas las variedades de semillas logran entrar al país, en algunos casos podemos comprar henos importados.

Por último, tenemos como opción darles a nuestros conejos forraje fresco, germinados, manzanilla, menta, hierba luisa, trébol, diente de león, hinojo, pétalos de rosas, llantén, hierba luisa, entre otros, tanto fresco como en heno porque ayudan al sistema digestivo además de agregarle sabor a su dieta. Podemos ofrecerle un poco diariamente o como premio.

En el caso de los germinados se le puede ofrecer durante una semana y una vez al mes. Además, recordemos que todo alimento fresco debe ser introducido gradualmente en el caso que tengamos a un gazapo, para ello deberemos esperar hasta el 6° mes de vida para ir introduciendo paulatinamente y tener presente que no a todos los conejitos les gustarán las mismas plantas, así que deberemos tener mucha paciencia y recordar que la ingesta temprana y/o excesiva de plantas frescas a temprana edad puede ocasionar diarreas.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales