Abrigando la mascota en invierno

Los inviernos son cada vez más crudos, y si nosotros sentimos frío, nuestra mascota también, solo que las que están atravesando la tercera edad lo sienten mucho más.  

Por M.V.Z. Esp. Pamela López Tirado

Veterinaria a domicilio

En esta etapa de la vida y en esta estación del año, las vacunas y desparasitaciones no son suficientes. Nuestra mascota necesita abrigo y lo más importante, debemos evitar exponerlas a bajas temperaturas.

A diario, vemos cuadros de fiebre, tos, rinitis, vale decir, podrían ser los signos básicos de un resfrío común que se resuelven en un par de días con tratamientos básicos. Pero cuando nuestra mascota presenta secreción nasal y ocular abundante, irritación de la mucosa nasal, dificultad para respirar, decaimiento e inapetencia, tos frecuente, más conocida como “tos de perro”, un mal diagnóstico pueden hacer que nuestro longevo engreído se agrave, comprometiendo su sistema respiratorio al punto de inflamar sus bronquios y tener una bronquitis que comprende malestar general, fiebre intermitente e inapetencia; o que la tos seca se convierta en tos con flema y la dificultad al respirar se acentúe, y peor aún si no la llevamos al veterinario.

Perros: El invierno también llega para tu mascota, lo que debes tener en  cuenta para pasearlo con frío
¿Abrigas a tu mascota en invierno?

En invierno, tu mascota longeva necesita ropa abrigadora por las noches. Solo recuerda:
¡Quítasela por las mañanas!

¡Sácasela si está mojada por la lluvia!
¡No se la dejes puesta por días, por meses!
¿Tú te pondrías ropa sucia?

Cuida la salud de tu mascota y más si es de la tercera edad.

Un mal diagnóstico, un mal tratamiento pueden convertirse en enfermedad crónica y llegar a comprometer los pulmones y vías respiratorias inferiores, complicándose con infecciones secundarias bacterianas, fúngicas o hasta parásitos.

En este invierno, protege a tu mascota longeva con ropa abrigadora por las noches, que su cama esté ubicada en un lugar calientito, evita las corrientes de aire y recuerda estar pendiente de su bienestar y salud.

Si notas algún cambio en su comportamiento o algún signo de enfermedad respiratoria, acude de inmediato a un médico veterinario de confianza.
Las mascotas de la tercera edad necesitan mucho más de ti y tus cuidados.

CONOCE AQUI A «¡Los perros que más aman el frio!«

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales