7 trucos para leer las etiquetas de la comida de tu mascota

Descifrar las etiquetas de las bolsas de croquetas, de las latas de comida húmeda y hasta de las golosinas de tu engreído es más sencillo de lo que imaginas.

Cuando revisamos alguno de los productos mencionados arriba, seguramente encontramos términos como “sin grano”, natural o ecológico. O, por ejemplo, entre sus ingredientes incluye salmón. Entonces, cómo reconocer una comida para perros de mayor calidad sin pasarte del presupuesto.

Los consumidores conscientes son cada vez más. Se informan, analizan y comparan en busca de alimentos realmente nutritivos para su familia y por qué no también para sus mascotas. Que si tienen la cantidad diaria de sal recomendada o si son altos en sodio, que si contienen jarabe de glucosa en exceso, que si contienen preservantes o no.

En suma, saben leer las etiquetas.

El ABC de las etiquetas

  1. Los ingredientes de alimentos para mascotas
    Los ingredientes de la comida para perros y gatos están ordenados de acuerdo a su mayor o menor presencia expresada en porcentajes. Por eso, el nombre que encabeza esa lista es clave.
    Cuando busques croquetas caninas de calidad, lo que tienes que encontrar es una fuente de carne (pollo, ternera, cordero, etc.) y que, además, esta aparezca entre los primeros ingredientes.
  2. Las proteínas de los alimentos
    En la sección “componentes analíticos” de la etiqueta, de un vistazo, podrás ver el porcentaje de proteínas, grasas o vitaminas que contienen las croquetas.
    Si se quiere escoger el mejor alimento canino dentro de un presupuesto económico, el truco es hallar unas croquetas donde las proteínas aparezcan en primer lugar.

Ten en cuenta que las proteínas nunca pueden faltar en la dieta de tu perro porque son un ingrediente esencial para su supervivencia.

  1. Croquetas para perros “con”
    Si en el empaque lees cosas como “con atún noruego” o “con ciervo salvaje”. Atención, la preposición “con” puede significar que apenas contenga entre un 3 y 5 % de dichos ingredientes.
    De nuevo, el secreto está en el etiquetado. Revisa bien los ingredientes y su porcentaje antes de escoger.
  2. Croquetas para perros 100 % orgánicas
    Los alimentos para perros orgánicos o ecológicos, también llamados biológicos, existen. Estos deben contener la etiqueta de producción ecológica oficial de su país de origen.
    Este símbolo distingue a los vegetales y también a las carnes producidas en unas condiciones con menos cantidad de fertilizantes, pesticidas y alimentación más natural. Además, significa que el alimento ha superado los controles de la entidad certificadora para poder ser distinguido como tal.

En ocasiones, los fabricantes usan la palabra “natural” para diferenciar sus productos de otros; suelen ser alimentos con un mayor contenido de proteínas. Pero si los términos orgánicos o ecológicos no vienen respaldados por un sello de certificación, el mejor consejo es revisar las etiquetas, sus ingredientes y sus cantidades. Asimismo, un alimento natural para perros no tiene por qué ser ecológico ni orgánico.

  1. Croquetas “gourmet”
    Los productos gourmet tanto para personas como animales suelen estar asociados a alimentos que incluyen vegetales frescos y carnes de origen más natural. Pero, si el adjetivo gourmet no está acompañado de un sello de certificación, lee bien la etiqueta o pregunta al fabricante para obtener más información del producto y su origen.
  2. Croquetas sin grano
    Técnicamente, croquetas sin grano significa que se trata de un alimento que no contiene maíz, soja, avena o cebada.
    ¡Atención! Los alimentos sin grano no tienen por qué ser más bajos en carbohidratos que otros, en especial cuando estas croquetas incluyen ingredientes de alto contenido en almidón como la patata para reemplazar a los cereales.
  3. La fecha de caducidad
    Para concluir, recuerda verificar en la etiqueta, la fecha de caducidad del producto antes de comprarla.

Comparte esta publicación