Snacks para cachorros y mascotas

Cada vez hay más lugares y también son más los productos que el mercado nos ofrece para alimentarnos de manera saludable. 

Por PLANETA MASCOTA

¿Salud en cada bocado?

Y el mercado mascotero no se queda atrás. Hoy nuestros cachorros, perros y gatos pueden disfrutar de opciones tanto deliciosas como nutritivas para que, sumado al ejercicio físico, un cachorro, por ejemplo, no se convierta en una mascota obesa con las enfermedades cardiovasculares, renales o hepáticas que esto conlleva.

Los snacks para mascotas no se parecen en nada a los snacks grasosos y azucarados que nosotros consumimos. Seguidamente les mostramos sus beneficios:

  • Fortalecen el vínculo con tu mascota. Toda vez que lo premias, ese pequeño regalo se convertirá en un refuerzo positivo.
  • Es la manera más estimulante y divertida para tu mascota de obtener un premio por buen comportamiento.
  • A la hora del entrenamiento, los snacks son el refuerzo positivo (recompensa) ideal para toda sesión de educación canina.
  • Son muy buenos para cuidar de la salud dentalde los cachorros cuidando los dientes y encías del sarro y el mal aliento.
  • Facilitan la digestión, en especial los snacks caseros ricos en ciertas verduras.

Uno snack muy “particular”

El snack ideal para tu mascota 

En el mercado encontrarás una gran variedad de snacks, galletas y barritas, y aquí lo que debes hacer es informarte y leer las etiquetas para distinguir los productos de calidad de los que no lo son.

Un producto económico no puede estar elaborado con ingredientes de óptima calidad ni tampoco puedes fiarte de la publicidad.

Lo ideal es leer con mucha atención el contenido en el reverso del empaque y verificar que porcentaje de conservantes, colorantes, aditivos y subproductos contienen.

Algunos aditivos no son necesariamente tóxicos, pero en grandes cantidades son peligrosos a largo plazo para la salud de tu cachorro, tu mascota como la sal, la fructosa, y el azúcar, por citar los más conocidos.

Otros aditivos sin ser tóxicos ni dañinos, salvo para perros y gatos alérgicos a sus componentes, no aportan ningún valor nutritivo al productos, tales como el ácido fosfórico, el dióxido de titanio, el gluten de maíz o el gluten de trigo.

Infórmate, lee artículos de fuentes confiables y conversa con el médico veterinario de confianza. A la larga, los productos baratos son realmente costosos porque tu mascota va a enfermarse, y eso sí que va a afectar tu economía y el bienestar de tu engreído.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales