Inicio Alimentación ¿Realmente mi perro es alérgico al pollo?

¿Realmente mi perro es alérgico al pollo?

por Planeta Mascota

Son numerosos y variados los elementos de origen alimenticio que pueden desencadenar un fenómeno alérgico con manifestaciones cutáneas. La piel es uno de los órganos más complejos del animal, gran parte de los macronutrientes y micronutrientes que la mascota consume van a la piel, la cual se renueva constantemente y moviliza estos nutrientes aportados por el alimento.

 

NUTRI

MVZ. Rocío Tataje Sánchez  
CMV 11185
NUTRIZOONISTA

lanutrizoonista@gmail.com

Es muy común escuchar a muchos dueños decir que sus perros tienen alergia al pollo, pero es muy poco probable que esto sea real.

Los alimentos balanceados (croquetas para perros y gatos) utilizan preservantes, químicos, saborizantes, etc. Entonces ¿qué nos hace pensar que es justamente el pollo la causa de la alergia? Puede ser mucho mas probable que estos ingredientes sean los causantes de los problemas alérgicos en tu mascota. Adicional está la cantidad excesiva de carbohidratos como maíz, trigo innecesarios en el alimentación de un carnívoro como lo es el perro. El cuerpo esta biológicamente preparado para recibir proteínas de origen cárnico mas no para procesar grandes cantidades de carbohidratos, al no saber como procesarlos esto puede desencadenar problemas dermatológicos.

Son numerosos y variados los elementos de origen alimenticio que pueden desencadenar un fenómeno alérgico con manifestaciones cutáneas. La piel es uno de los órganos más complejos del animal, gran parte de los macronutrientes y micronutrientes que la mascota consume van a la piel, la cual se renueva constantemente y moviliza estos nutrientes aportados por el alimento.

Los signos clínicos típicos que evidencian las alteraciones cutáneas de origen alimenticio son:

 

❖Pérdida anormal del pelo seco y sin brillo

❖Descamaciones cutáneas costrosas y erupciones rojizas (prurito)

❖Decoloración de la piel y del pelo

❖Lesiones infectadas

❖Otitis crónica

Si ves alguno de estos signos en tu mascota puede que se trate de un problema alimenticio, es importante ir probando con distintos tipos de proteínas y descartando cual podría ser el problema. No culpes en un principio al pollo, puedes intentar cambiar a una alimentación natural sin preservantes y saborizantes e ir viendo si tienes alguna mejoría.

Artículos Relacionados

Deja un comentario