La alimentación natural y sus mitos

Un factor a tomar en cuenta es que la alimentación natural no pueden ser considerada como los alimentos procesados.

Como lo comentamos en artículos anteriores sobre alimentación natural, nuestros perros y gatos son animales carnívoros que necesitan estar alimentados básicamente de proteína animal. Ellos necesitan alimentos enteros, frescos, no adulterados y húmedos. No necesitan granos, rellenos, conservantes artificiales, colorantes, aditivos, sustancias químicas, subproductos o alimentos procesados (los cuales son los principales ingredientes de las croquetas comerciales).

Aunque los animales pueden comer algunos alimentos procesados, su cuerpo no está diseñado para llevar una alimentación a base de alimento seco durante toda su vida.

Un factor a tomar en cuenta es que los alimentos procesados no pueden ser considerados como alimentos naturales. La definición de la palabra natural es: “…se dice de algo que existe en la naturaleza o que se deriva de ella, que no es producida ni provocada por la humanidad”.

Existen muchos prejuicios sobre la “alimentación natural” que nos gustaría ayudar a desmentir, uno de los más importantes es que al parecer muchos dueños les preocupa darle a su mascota alimento crudo debido a la bacteria salmonella.

Debemos estar al tanto que el alimento seco y el alimento crudo ciertamente puede albergar salmonella, así que es importante estar al pendiente. La carne que vas a utilizar debe ser apta para consumo humano, la misma que compras para ti en el supermercado. Tener mucho cuidado con la manipulación de la carne usada.

Existe también otra opción de alimentación natural, los alientos crudos que venden algunas empresas (mayormente BARF) en casos como estos les recomiendo solo comprar marcas registradas, donde el alimento sea formulado por un veterinario y donde tengan la seguridad que la carne que usan es de buena procedencia y calidad.

¿Qué alimentación elegir?

Algunos dueños creen que están ayudando a sus mascotas al darles comida “casera” o comprar ellos mismos cantidades de carne o alimentos “naturales” sin supervisión de un veterinario nutricionista. Esto es muy peligroso ya que normalmente como resultado tenemos mascotas desnutridas, mal alimentadas por que la comida que se elija brindar a nuestras mascotas.

Siempre debe ser supervisada para así asegurarnos de cubrir sus requerimientos.

Estoy muy conscientes que no todas las personas creen que los alimentos son importantes para la salud en general. Muchas personas no relacionan las enfermedades con la alimentación.

Por esta razón mi misión es orientarte y ayudarte a mejorar a vida de tus mascotas.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales