Inicio Alimentación La importancia de una buena alimentación

La importancia de una buena alimentación

por Planeta Mascota

Hoy es el mejor tiempo paras las mascotas que cuentan con una familia que las quiere y las cuida con responsabilidad porque hoy más que nunca estamos interesados en su bienestar.

Y como la buena alimentación es uno de los pilares de su salud, aquí encontrarás unos tips de interés para que su nutrición sea realmente eso, una “buena nutrición”.

 

Por Giovanna Rosadio Bendezú 

Gerenta Técnica de Industrias Hancar S.A.C.
  • Revisar detalladamente la información técnica del alimento. Cuáles son sus beneficios nutricionales, la fecha de caducidad, regulaciones y certificaciones que respaldan a la empresa fabricante.
  • Respaldo de marca. Esta debe contar con el registro sanitario emitido por Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), el organismo que garantiza que el fabricante cumple con las normas sanitarias de producción del alimento.
  • Dosificación del alimento. Lee detenidamente las indicaciones de la Tabla de Alimentación, la cantidad requerida de acuerdo al tamaño, raza y estado fisiológico de tu mascota; si es hembra lactante o gestante, si está en actividad física exigente porque es muy importante no  exceder ni restringir la cantidad del alimento.
  • Controles mensuales del peso y condición corporal. El brillo del pelaje y su vitalidad para desarrollar juegos y hábitos diarios son la mejor señal de que estás nutriendo bien a tu mascota.
  • El horario de alimentación. Establece horarios fijos para que tu mascota sepa que está próxima la hora de comer. Hay que evitar las situaciones de estrés y ansiedad. Además, el horario habitual de su alimentación determinará la hora de su paseo y la hora de hacer sus necesidades.
  • Situaciones fuera de rutina. Si tu mascota atraviesa una situación de estrés, generada por cambios en su rutina como el celo, una riña o que estés enfermo, es muy probable que la cantidad del consumo de alimento varíe. En estos casos, lo mejor será ofrecerle con delicadeza el alimento directamente a la boca.
  • Platos y bebederos limpios. Mantén limpios y desinfectados sus platos porque podrías exponer a tu mascota a potenciales infecciones microbianas.
Y recuerda siempre siempre brindarle agua fresca.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario