Elegir la comida para la mascota

Elegir un buen alimento para nuestra mascota, nos permitirá disfrutar de su compañía por mucho tiempo. 

 

Por M.V. Gaby de La Colina

CMVP 3905

Empresa Invetsa

 

Nuestros compañeros caninos y felinos son mucho más que mascotas, son miembros de nuestra familia. Su sola presencia genera un sinnúmero de beneficios a nivel físico, emocional e incluso en nuestra salud. ¿Cómo podemos retribuirles lo mucho que hacen por nosotros? ¿Pensamos realmente en su bienestar? ¿Conocemos, por ejemplo, las características del alimento que les damos y por eso se lo damos?

Aquí unas pautas para tomar la mejor decisión.
  1. Alimento balanceado vs. casero
    Muchos podríamos pensar que nuestro engreído se aburrirá de comer siempre lo mismo, de ahí que muchos opten por prepararles la comida en casa. Si bien una buena comida casera no tiene por qué ser insuficiente, hay que recordar que debemos mantener un aporte balanceado de nutrientes, esto es evitar las deficiencias, pero también los excesos, pues ambos son perjudiciales.
    Un buen alimento balanceado le dará a su engreído los nutrientes necesarios, tendrá un gran sabor, y le ahorrará tiempo y trabajo en la preparación.
  2. Los requerimientos varían según la edad y el estilo de vida
    Los requerimientos para el desarrollo de un cachorro no son los mismos que para el mantenimiento de un animal adulto o una mascota de edad avanzada. Por ejemplo, una mascota sedentaria no puede comer el mismo alimento que una que se ejercita diariamente.  Al elegir un alimento debemos recordar que los perros y gatos hasta el año son considerados cachorros, entre el año y los 7 años son adultos y a partir de los 7 años son adultos mayores o seniors.
  3. Lo importante está adentro de la bolsa
    Hoy en día, tenemos muchas opciones para escoger. Antes de comprar un alimento sería de utilidad investigar a los fabricantes. Las marcas de mayor trayectoria son también las marcas que más investigan y mejoran permanentemente sus fórmulas, evaluando dichas mejoras en un grupo grande de mascotas a lo largo de toda su vida. De esa manera, los beneficios del alimento están garantizados.
  4. Revise la lista de ingredientes
    Los ingredientes se enlistan en la etiqueta según su orden de importancia, de modo que los ingredientes más importantes en una dieta suelen ser los que aparecen en primer, segundo o tercer lugar. Los demás ingredientes están en una proporción mucho menor.
  5. Cantidad vs. Calidad
    Cuanto mejor es la calidad de un alimento, mejor es su digestibilidad y, por lo tanto, menor la cantidad que requerirá nuestra mascota para cubrir sus necesidades. De manera inversa, muchos alimentos de no muy buena calidad necesitan raciones grandes para proveer un aporte nutricional mínimo. Esto también supone un impacto en su inversión Alimentos de mejor calidad pueden salir incluso más baratos si se toma en cuenta que al ser menor la ración, la bolsa durará más.
  6. Evalúe el efecto de la dieta en su engreído
    Muchos alimentos pueden ser deliciosos, pero lo que debe importarnos es cómo le va a nuestra mascota con dicho producto: peso adecuado, salud de la piel y pelaje, calidad de las heces, entre otros, son algunos de los factores que debemos evaluar.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales