Huesos en la dieta de tu mascota

¡Los huesos cocidos son PELIGROSOS para mi mascota! ¿Por qué?
Al cocinar los  huesos los deshidratamos y les quitamos la humedad natural que poseen y por lo tanto su elasticidad, que es necesaria para transitar por el tracto digestivo sin problemas. Esto hace que sean mucho más propensos a astillarse y lastimar a nuestra mascota.

Hace poco hicimos un en vivo en Instagram sobre nutrición natural y muchas de las preguntas que me hacían tenían que ver con la introducción de huesos a la dieta. El día de hoy resolveremos algunas dudas y mitos acerca de este tema.

Los huesos, como parte de la dieta del perro o del gato, han sido objeto de mitos y mala

información creada por la industria del alimento procesado para provocar miedo, y alentadas por los pocos conocimientos que se tiene acerca de nutrición en mascotas. Tanto algunos colegas veterinarios como muchas personas han llegado decir que los huesos no aportan ningún tipo de valor nutricional a las mascotas, lo cual es totalmente falso.

La verdad es que, si quieres tener un animal sano, con una excelente salud bucodental, es

básico que incluyas huesos naturales en su dieta, por eso, hoy vamos a hablar de los beneficios que los huesos aportan a la salud de tu mascota y así quitarte de la cabeza tantas falsedades y mitos que se han creado sobre ellos.

Aquí 6 verdades sobre los huesos:
  1. ¡Los huesos cocidos son PELIGROSOS! ¿Por qué? Al cocinarlos los deshidratamos y les quitamos la humedad natural que poseen y por lo tanto su elasticidad, que es necesaria para transitar por el tracto digestivo sin problemas, esto hace que sean mucho mas propensos a astillarse y lastimar a nuestra mascota.
  2. La grasa que se encuentra alrededor del hueso es de altísima calidad y muy buena para la piel y el pelo de los animales. Además, los huesos aportan calcio, fósforo, magnesio, selenio que son funda- mentales para diversas funciones del organismo.
  3. Los perros que incluyen huesos CRUDOS en su dieta NO TIENEN SARRO, en general se mantienen limpios.
  4. Si das muchos huesos tu mascota puede sufrir de estreñimiento. Los huesos no deben ser la única fuente de nutrientes en la dieta. La carne adicional es necesaria.
  5. Debemos incluir en la dieta de nuestras mascotas huesos carnosos, estos son huesos envueltos en músculo, como por ejemplo los cuellitos de pollo, las alitas, pierna de pollo etc.
  6. Existen huesos para comer y huesos recreativos (huesos grandes que no se comen, solo son para jugar) debes aprender a diferenciarlos.

Dieta húmeda o dieta seca para perro

Es importante que los huesos sean comprados en un establecimiento de calidad, para evitar preocuparnos por las posibles bacterias que estos podrían tener.

Es importante saber el tamaño y tipo correcto de hueso que vamos a incluir en la dieta, mi recomendación siempre será ser asesorado sobre esto y no lanzarnos a hacerlo sin conocimiento.

Próximamente sacaremos otro artículo con más información sobre los huesos en la dieta.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales