Rescatando a un recién nacido Spot

Son muchas las veces que he escuchado las frases de “la vida es un vaivén” o “es como un carrusel, con altas y bajas” y ahora más que nunca comprendí lo cierto que puede ser. Tan cierto como el dicho que “Dios sabe por qué haces las cosas”. Hago esta breve introducción porque hay momentos en la vida que se necesita del apoyo, tener la compañía y saber que eres importante para otros. Esto me pasó con mi gran amigo Spot.

Cooper, quien es muy solicitado por las perritas en la veterinaria, llegó a ser papá en dos oportunidades. De su primera camada nos corresponderían 02 cachorritos, un macho y una hembra. Una vez nacidos los pequeños, salieron 06 hembritas y 01 solo macho. El monitoreo del avance de los cachorros se realizaba con “La Dueña” de la perrita quien nos confirmaba que estaban creciendo, que no nos preocupemos que todo estaba bien. Obviamente los cachorros los tenía ella porque tenían que estar, por lo menos 03 meses, con la mamá para que les diera de lactar. Todos esos días era ir pensando qué nombres ponerles a los 02 cachorros, cómo serían, si se parecerían a Cooper, siempre con el mejor ánimo que ya estuvieran en casa, pero, teníamos que esperar el tiempo mencionado.

Cumplido los 03 meses, y tras tantas excusas que nos daba “La Dueña” para pactar el día de entrega, fue un domingo por la mañana que nos decidimos ir en búsqueda de los cachorros. Llegamos al lugar correspondiente pero ya en nuestra mente teníamos fijo que dos cachorros nos correspondían, porque al parecer La Dueña sólo nos quería dar el machito.

Estando ya en la sala empezaron a salir los cachorros nos dimos cuenta que todas eran hembritas. Las cachorritas corrían y jugaban entre ellas, algunas estaban aún durmiendo o tomando leche de su mamá. Al preguntar por el machito nos indicó que estaba en su cama, al verlo era una diferencia enorme en tamaño, ánimos, y todo comparado con sus hermanas. Era demasiado pequeño para el tiempo de 03 meses de lactación. Muy a pesar de ello, nos lo íbamos a llevar, el problema inicia cuando teníamos que escoger a la cachorrita. Al momento “La Dueña” agarró una y dijo: “ésta NO porque es de mi hija”. Nosotros con gran sorpresa le dijimos, pero si los cachorritos no tienen dueño aún recién estamos viniendo para resolver este tema, a lo que respondió escojan los que están allí porque ésta NO, porque es de mi hija. Como parte del show drama armado mismo talkshow de Laura Bozzo sale su hija menor de edad llorando que no se lleven a su perrita. Para esto, justo la cachorrita que nosotros habíamos escogido era la que más se parecía a Cooper por ello era nuestro interés de poder llevarla. Ante tanta presión tuvimos que acceder a que se quede, pero bueno al escoger la siguiente cachorrita, igual La Dueña pone otras excusas que no podía ser por “x” motivos. Entonces en realidad notamos que no quería soltar a ninguna cachorra más que no fuese el machito que a simple vista estaba enfermito y ella no lo podría vender. Días después nos enteraríamos que la señora se dedicaba a la “comercialización” de perritos.

Operación Rapto. Teniendo ya al cachorrito en mano, agarramos una cachorrita, a la final lo importante era poder tener nuestros dos cachorros. Llamamos a la “fuerza de choque”, mi madre, para que nos ayude. Para esto, los ánimos al interior ya estaban elevados, las agresiones verbales hacia nosotros ya estaban siendo más frecuentes y fuertes por lo que la consigna era salir de allí con dos cachorros como sea.

Para resumir, logramos salir con los cachorritos. Ese mismo día llevamos a los cachorros a su primera consulta, el veterinario nos confirmó que estaba en cuadro de desnutrición y que al parecer no le habían dado de lactar y era obvia la razón ya que La Dueña había preferido que las hembritas se alimenten porque las iba a vender.

Para recuperar su estado de salud de Spot tuvo que hacerse un fuerte tratamiento de vitaminas, leche especial y medicamentos. En algunas situaciones el medicamento le chocaba y tenía que cambiarse de tratamiento. Fue un gran esfuerzo de Bea, mi hermana.

Estando en casa Spot sólo paraba en cama y ni podía caminar de lo débil que estaba. Las alegrías llegaban de las cosas simples de la vida como si Spot ya iniciaba a ladrar, que si ya corría y si ya estaba con mejor ánimo. Spot es todo un ejemplo de lucha y amor, que nos enseña que, ante alguna situación adversa, por más complicada que sea, con dedicación y amor se puede resolver.

Spot es ahora todo un jovencito, travieso muy alegre y juguetón. Nosotros nos contagiamos de su alegría y las locuras que hace. Gracias Spot por no rendirte.

De La Dueña no supimos más. Lo poco que pudimos enterarnos fue por comentarios de la Doctora Veterinaria, nos informó que la señora vendió todos los perros y buscaba siempre que su perrita quede preñada para continuar con su negocio de venta de cachorros. Y fue por esta razón que la Veterinaria se negó a seguir atendiéndole y ser cómplice indirecta de esta atrocidad. “Debemos aprender a valorar la vida y no lucrar con ésta”.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales