Adoptar una mascota, a través de unos retratos llenos de glamour

La fotógrafa Maggie Epling ayuda a los animales de refugio a ser adoptados con fotos muy especial, para resaltar la pasión de cada mascota para ser adoptadas.

Maggie Epling sabía que quería ayudar al mundo durante sus vacaciones de verano de la universidad. Interesada en la fotografía y en ayudar a los animales necesitados, encontró la oportunidad perfecta para ser voluntaria en el refugio de animales del condado de Pike en Kentucky, Estados Unidos. Ahí, usó su cámara para tomar retratos de gatos y perros y se centró especialmente en los animales de color negro de los refugios. Los resultados son glamorosas imágenes de gatos y perros en busca un hogar.

Epling decidió acercarse al refugio después de leer artículos sobre cómo los animales que tienen buenas fotos tienen más probabilidades de ser adoptados. El refugio de animales del condado de Pike aceptó su ayuda y se puso a trabajar. Durante este tiempo, escuchó que los gatitos y los cachorros negros a menudo tienen problemas para ser adoptados. Los gatos negros, en particular, sufren esto debido a la superstición persistente de que traerán mala suerte.

Usó su cámara para tomar retratos de gatos y perros y se centró especialmente en los animales de color negro de los refugios, que a menudo tienen dificultades para ser adoptados.

Las fotos resultaron ser un éxito; las imágenes han puesto los reflectores sobre estos animales necesitados. El refugio de animales del condado de Pike se encuentra en una zona rural, pero sus retratos han hecho que personas de otras zonas llamen a la organización, para sorpresa del refugio.

El enfoque de Epling para tomar sus hermosos retratos implica primero conocer al animal más allá de estar en una perrera. Para ilustrar esto, cuenta la historia de un perro llamado Tiny. “[Tiny] se veía tan triste en su perrera, con las orejas caídas y el rabo entre las piernas”, le dice Epling a My Modern Met. “Cuando la llevé afuera para nuestro tiempo de juego previo a la sesión de fotos en el patio, se convirtió en una perra completamente diferente: pasó de estar estresada y nerviosa a ser simple y juguetona”.

Maggie Epling sabía que quería ayudar al mundo durante sus vacaciones de verano de la universidad.

Tiny tiene orejas grandes y ojos de diferentes colores, por lo que Epling sabía que quería mostrar las características llamativas y la personalidad vibrante del perro. “Cuando llegamos al estudio, podías ver eso de inmediato; apreté un juguete y sus oídos se animaron y tomé la oportunidad de retratarla. Me encanta lo concentrada que se ve porque así es ella: ¡es una perrita decidida!”

La foto de Tiny resume lo que Epling quiere lograr mientras trabaja como voluntaria. “Quiero usar la fotografía para mostrar cómo son estos dulces perros cuando no están en el ambiente estresante de un refugio”, explica. “Quiero mostrarle a la gente cómo se verían estos perros en sus casas, en el parque o en un paseo con ellos, de una manera que simplemente no es posible con una foto tomada a través de los barrotes de la jaula”.

“Quiero mostrarle a la gente cómo se verían estos perros en sus hogares”, le dice a My Modern Met, “en el parque o en un paseo con ellos, de una manera que simplemente no es posible con una foto tomada a través de los barrotes de la jaula”.

maggieeplingphotography

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email











Ediciones digitales