Divertirnos jugando con mascotas

Elegir de jugar con nuestras mascotas es una de las cosas más importante que podemos hacer por ellos, y también para nosotros, ya que podemos obtener beneficios físicos y emocionales.

Unos clásicos y de siempre, otros novedosos, lo cierto es que hay juegos que perduran más allá del tiempo… En la casa, la playa, el campo o el parque, cualquier excusa es buena para jugar.

Una de las cosas que los humanos, perros y gatos comparten es la necesidad de moverse. Estar sentado durante horas sin realizar ningún tipo de ejercicio no es bueno para su salud ni para la nuestra.

Por ello, que jugar un ratito al día puede hacer maravillas:
  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Ayuda a mantener el peso.
  • Aumenta la flexibilidad.
  • Y pone a punto el tono muscular.
¡Juguemos a las escondidas! 

Para dos o más personas

Este juego afina los sentidos del olfato y la audición de tu perro porque querrá buscar tu olor y estará alerta. Con cuidado, tapa los ojos de tu perro con las manos, mientras alguien más se esconde. Al principio, escóndete cerca para que te encuentre con facilidad y comprenda el juego. Luego podrás alejarte y hacer ruido para atraer su atención. ¡Prémialo y felicítalo! 

¡Juguemos a la pelota! 

Para dos o más personas.

Este juego estimula la agilidad y obediencia de tu perro. Se trata del clásico lanzar la pelota y que tu perro vaya por ella.  Al principio, haz que huela la pelota, lánzala, ten paciencia, y prémialo cada vez que la traiga. Haz este ejercicio todos los días. Ten en cuenta el tamaño de la pelota, si es muy pequeña se la puede tragar. ¡Prémialo y felicítalo! 

¡Juguemos a superar obstáculos! 

Para una, dos o más personas 

 Este juego estimula físicamente y mejora la inteligencia de tu perro. No se trata de una competencia de agility, solo hacen falta libros, sillas, mantas u otros objetos no peligrosos y un rico premio al final del recorrido para crear una carrera de obstáculos, puedes hacerlo en casa para perros pequeños o en el patio o parque para perros grandes. ¡Prémialo y felicítalo! 

Juguemos a ¿qué tengo en mis manos? 

Para una persona 

Este juego estimula el sentido del olfato y refuerza el comando “sentarse”.  Coloca una galleta para mascotas en una de tus manos. Acerca ambas manos con los puños cerrados y pregúntale: –¿Dónde está?-. El perro se guiará por su nariz e intentará abrir la mano con su lengua. No la abras. Dale la orden de sentarse y haz que coloque la pata sobre la mano correcta; solo cuando lo haga, abre tu mano y dale su premio. ¡Prémialo y felicítalo! 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales