Para una mascotas en forma

La importancia de la actividad física

Todos sabemos lo importante que es la práctica de una actividad física constante para mantenernos en forma, y los animales no son la excepción porque cuando una mascota no se ejercita, su salud se deteriora. 
Por Dr. Mg. Jonás Mora Munares
CMVP 5106 
Veterinaria Mi Salvador

 Los animales, especialmente los perros jóvenes, acumulan energía, razón por la cual se estresan con facilidad o se irritan rápidamente. La única forma de descargar esa energía y evitar el estrés es sacarlos a jugar, saltar y correr por lo menos dos veces al día. 

Mi perro no sale mucho, ¿puede esto afectar su salud? 

Ejercitar a tu mascota es fundamental porque solo así puede desarrollarse adecuadamente y llevar una vida saludable.

Ten en cuenta que el metabolismo de un perro sin actividad hace que este acumule más grasa de lo normal, dado que se alimenta y no desgasta su energía, volviéndose sedentario y obeso acumulando gran cantidad de grasa en los tejidos u otros órganos internos como el hígado, el corazón, el bazo, etc.

Por supuesto, influye mucho el tipo de alimentación. Si alimentas a tu perro con comida de casa será peor porque  estas son condimentadas o contienen grasas como en el caso de las frituras.

Recuerda que un perro obeso, además de cansarse con facilidad, puede desarrollar enfermedades cardiacas, patológicas que lo pueden conducir a la muerte. 

Unos consejos saludables 

  • Alimenta a tu mascota con productos balanceados.
  • Controla su peso y talla periódicamente.
  • Paséala 2 veces al día, como mínimo de 30 a 60 minutos, de acuerdo a su raza.
  • Ejercítala llevando juguetes como pelotas o boomerangs con los que puedes jugar a lanzarlos y ella correr a traerlos.
  • Premia a tu perro por su buen comportamiento, y al término de cada ejercicio, con golosinas especialmente elaboradas para ellos.
  • Lleva siempre agua para hidratar a tu mascota después del ejercicio físico.

Definitivamente, la actividad física contribuye a que nuestras mascotas sean menos hiperactivas, más dóciles, cariñosas y sociables. En suma, más saludables.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales