A la hora de jugar, hay que saber jugar

Por Planeta Mascota

La diversión puede ser una actividad muy beneficiosa para la salud de tu mascota. Jugar con tu perro es una forma de que este se mantenga feliz y saludable. Jugar es importante durante toda la vida de tu perro.

Cuando tu perro es un cachorro, jugar es un método de socialización, que es como tu mascota aprende a relacionarse con otros perros, otros seres humanos y nuevas situaciones. Realizar juegos con tu perro de forma constante disminuye la ansiedad y la agresividad, además de que será un perro mucho más obediente y el vínculo entre tú y tu mascota se fortalecerá muchísimo.

Les dejamos unas regla básica, para poder disfrutar de forma inteligente, el juego con su mascota.
  • Jugar es un placer, es diversión. Si tu perro no quiere jugar, dale su espacio, y juega luego con él. 
  • Jugar sí, pero evita agotar a tu perro o a tu cachorro hasta el cansancio con juegos o entrenamiento, no es nada bueno. 
  • Si tienes un cachorro, nunca seas brusco. Piensa en dos cosas: a tu cachorro le duele y mucho. Además, tu perro asociará que cada vez que juega contigo te deberá morder para defenderse. Y así ambos saldrán gravemente lastimados. 
  • Usa un tono de voz amable con tu perro para que sepa que siempre estás feliz cuando estás junto a él. 
  • ¿Te gustaría que alguien te golpee o te lastime? La respuesta es no. Entonces, NUNCA GOLPEES NI LASTIMES A TU PERRO. Los adultos deben siempre supervisar el juego de los niños con la mascota para evitar accidentes. 
  • Jugar con tu perro es la parte más divertida de su compañía. ¡Disfrútalo! 

Para un perro adulto, jugar se convierte en una forma de socializar con otros perros y otras personas, y también en un mecanismo para mantenerse una buena condición física y una apropiada estabilidad mental, libre de estrés y aburrimiento.  Puedes jugar con tu perro de muchas formas. Los perros suelen ser fanáticos de buscar pelotas que sus dueños arrojan. También de jugar a perseguirse, morder juguetes e incluso de revolcarse. Juega con tu perro todos los días, varias veces.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario