Nutrición con sabor a salud

Por Planeta Mascota

La mayoría de cachorros llegan a formar parte de nuestra familia a los 45 días de vida, luego de ser destetados y separados de su madre y hermanos. Esta situación inevitable está llena de estrés.

Imaginen, el cachorro debe adaptarse tanto a su nuevo hogar como a una nueva alimentación, nuevas reglas, en general a su nueva familia y a la vez, su cuerpo en crecimiento necesita de los nutrientes apropiados para desarrollarse y adaptarse a estas nuevas condiciones. Por lo tanto, la nutrición de nuestra mascota debe iniciarse pronta y adecuadamente desde las primeras etapas de vida.

 

Por M.V. Denice Nataly Pinto Vizcardo
CMVP 5173

 

Nutrición y vacunas

Durante los primeros 4 meses de vida, los cachorros deben vacunarse contra la mayoría de enfermedades de importancia para su salud y prevenir otras enfermedades contagiosas para los humanos. Debemos entender que estas vacunas requieren de la respuesta del organismo, y la nutrición debe estar garantizada para que esas inmunizaciones generen las defensas óptimas.

Genética y nutrientes

El cuerpo del cachorro lleva consigo un potencial genético importante para ser saludable y hermoso, y este potencial depende de una excelente calidad nutricional para poder expresarse.

Los alimentos de cachorros suelen ser productos ricos en nutrientes, especialmente en proteínas, grasas, energía, vitaminas y minerales, ya que estos elementos deben estar a disposición del organismo para poder ser empleados en el desarrollo físico, inmunológico y hasta estético de nuestro cachorro.

Los nutrientes son utilizados por los órganos vitales prioritariamente para mantener las funciones orgánicas. Cuando la alimentación es adecuada, los nutrientes disponibles participan también en el desarrollo corporal y en la generación de defensas del organismo, pero cuando estos son escasos o insuficientes, el desarrollo corporal puede mermarse, las defensas inmunológicas reducirse y seguramente la belleza de nuestro cachorro quedará postergada, evidenciándose cachorros con poco crecimiento, bajo peso, falta de musculatura; cachorros enfermizos y débiles, y hasta con pelo reseco, áspero y opaco.

Optemos por ofrecer a nuestro cachorro, alimentos balanceados que contengan nutrientes equilibrados según su edad y tamaño adulto, es decir, debemos escoger la variedad adecuada, ya sea para cachorro de raza pequeña o para cachorro de raza mediana y grande.

 

Con las defensas en alto

Es conveniente escoger alimentos que promuevan la mejor absorción de nutrientes y permitan fortalecer el sistema digestivo, por ejemplo que contengan prebióticos; como también elementos que estimulen el sistema de defensa para la prevención de enfermedades durante la etapa de cachorro, así como que potencien la respuesta inmunológica frente a las vacunas mientras se completa su programa de vacunación, y por qué no fórmulas alimenticias que dispongan de DHA, ácido graso esencial de la serie Omega – 3, que promueve el desarrollo cerebral, el aprendizaje y la sociabilidad de los cachorros.

Toda inversión en nutrición en la etapa de cachorro vale la pena.

Esta es una etapa muy corta, pero trascendental para la salud y bienestar de la futura vida de nuestra mascota.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario