El sentido del oído

Por Planeta Mascota

Una comparación entre el perro, el gato y tú

Los perros y los gatos tienen un sentido del oído muchísimo más desarrollado que tú.

 

Por M.V. Laura Isabel Ruiz Murillo
CMVP 9455
Veterinaria ZooMascotas

 

La comunicación sonora es muy importante sea para los perros que para los gatos. Ambas especies emiten diferentes tipos de sonidos en función de los momentos como ladridos, gemidos, maullidos y gruñidos, entre otros.
El oído en los cachorros se activa entre los 10 y 15 días después de su nacimiento, y en aproximadamente 6 meses alcanza su máximo nivel de audición.

 

Por qué les molesta el ruido de la aspiradora. El sonido se transmite por medio de ondas, cuya frecuencia de vibraciones se mide en unidades llamadas hercios (Hz). Tu promedio de espectro auditivo es de 20.000 Hz., mientras que el de los perros es de 65.000 Hz, y el de los gatos 50.000 Hz, aproximadamente. Esta es la razón por la cual detestan el ruido de una aspiradora. Ellos sí escuchan el desagradable sonido de alta frecuencia que tú no puedes oír.

Los perros tienen 17 músculos para mover sus orejas, los gatos 30, mientras que tú solo 9, de los cuales la mayoría utiliza 1 o 2.

La capacidad auditiva varía de acuerdo a la raza. En el caso de los perros, los de orejas erectas, como el pastor alemán o el alaskan malamute, escuchan con mayor facilidad. Por lo que los perros con las orejas caídas, como el beagle o el cocker, no tienen un oído tan fino. Y así el funcionamiento en todas las razas es muy parecido. Con el transcurrir de los años, un perro o gato adulto tiene menos capacidad de audición pudiendo llegar incluso a la sordera.

Agilidad suprema. Los gatos tienen 3 conductores semicirculares en el oído interno, gracias a lo cual poseen un sentido del equilibrio muy desarrollado. Por eso, son capaces de saltar, caer de pie y moverse con tanta agilidad.

Escuchan hasta cuando duermen. Tanto el perro como el gato, no solo registran sonidos cuando están despiertos, sino también cuando duermen. Sí, aunque tus mascotas estén profundamente dormidas se despertarán en el acto apenas escuchen descolgar su correa.

 

Dato curioso
Los gatos de pelo blanco han sufrido una mutación genética que afecta su oído. Los que tienen los ojos azules o uno de cada color suelen tener sordera.
Cuida mucho el oído de tu perro o tu gato.

La otitis es una inflamación del oído que produce dolor intenso, fiebre y trastornos en la audición. Si notas que a tu mascota le duele la oreja, llévala al médico veterinario rápidamente porque si no se trata podría causar sordera.

Limpieza de oídos en perros y gatos

Examina las orejas de tu perro para determinar si están sucias de tierra o secreción y límpialas siempre que lo veas necesario. Las otitis externas (inflamación del conducto auditivo externo) son un problema muy frecuente en perros y gatos. Si notas que tu mascota tiene una secreción abundante, de color anormal, hueles mal olor en las orejas y el animal sacude frecuentemente la cabeza o se rasca en exceso, es posible que esté sufriendo una otitis externa.

Los perros de orejas grandes y caídas y con abundantes pelos en el interior del oído tienen más predisposición a sufrir otitis externas. Para prevenirlas es muy importante depilar el interior del conducto auditivo (en el caso de que tu mascota tenga muchos pelos en el interior del oído) y realizar limpiezas óticas regulares con los productos adecuados. Un lavado a la semana es suficiente para mantener los problemas de oído controlados.

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario