¿Por qué es tan importante la esterilización gatuna?

Por Planeta Mascota

Gatos callejeros, otros más afortunados con una familia que los quiere. No cabe duda, los gatos son cada vez más populares. Antes en consulta, la probabilidad de que llegará un gato era de 1:10, mientras que hoy es 50:50.

Y a diferencia del perro, cuya conducta se ha ido modificando con el paso del tiempo, el gato aún conserva su instinto primitivo de cacería, territorialidad y reproducción, siendo este último punto, la clave de este artículo.

 

Por M.V. A. Fabiola Calderón Orrego
CMVP 6885
Clínica Veterinaria Narices Húmedas

 

Con la esterilización no solo controlamos la población de gatos, sino también los signos del celo, y reducimos el riesgo de padecer enfermedades estimuladas hormonalmente.

 

Gata esterilizada  Gato castrado
Gatos con una vida mejor
Las hembras alcanzan su pubertad entre los 6 y 9 meses de edad.

Las gatas son poliéstricas estacionales, lo que significa que entran en celo varias veces al año.

El celo puede durar 7 días y repetirse cada 10 o 15 días, con lo que aumenta la probabilidad de cruce indeseado.

Los dos principales factores que influyen en la aparición del celo son las horas/luz y las feromonas que eliminan otras gatas en celo.

Los signos más comunes de una gata en celo son:

·         Maullidos descontrolados.

·         Marcaje en casa.

·         Escapadas en busca del macho.

Las gatas esterilizadas antes de los 6 meses tienen, en promedio, un 95% de probabilidades de no padecer tumores mamarios y uterinos.

La esterilización consiste en la extracción de los ovarios (ovariectomía) o del  útero y ovarios (ovariohisterectomía), siendo esta última técnica la que recomendamos, pues no solo evitamos la preñez o conductas sexuales indeseadas, sino también enfermedades reproductivas que pueden comprometer la vida de la mascota.

Las gatas toman un tiempo en recuperarse debido a que el procedimiento es un poco más invasivo, por lo cual recibe medicación por más días y cuidados especiales para una buena cicatrización de la herida, incluso se utilizan collares isabelinos o fajas para evitar el lamido de la herida o que jalen los puntos.

Los machos alcanzan la pubertad entre los 8 y 12 meses de edad.

Los gatos machos pueden castrarse a partir de los 4 meses.

La castración consiste en la extirpación de ambos testículos. Por lo que hay que revisar que ambos testículos hayan descendido; caso contrario, se debe evaluar la ubicación del testículo retenido. La cirugía del macho es ambulatoria y su recuperación es mucho más rápida que la de la hembra.

 ¿Complicaciones postoperatorias?

Las complicaciones postoperatorias no son habituales si se realiza el procedimiento de una manera aséptica (limpia) y con los materiales adecuados.

Por favor, preste atención a estas señales:

La gata se muestra irritable e inactiva, no acepta alimento, la herida supura, está enrojecida e inflamada y puede presentar fiebre.

Si nota estas u otras complicaciones comuníquese de inmediato con su médico veterinario.

 

 

Recuerde que esterilizando controlamos la tasa de animales abandonados y transmisión de enfermedades hereditarias. Es la mejor manera de ser propietarios responsables.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario