Una herramienta que puede salvar vida

Por Planeta Mascota

La ecografía

La ecografía es una herramienta de diagnóstico fundamental en la clínica veterinaria; es una técnica eficiente y no invasiva a disposición de los médicos veterinarios para diagnosticar afecciones en nuestras mascotas.

 

Por M.V. Elia Salas Carrasco
CMVP 5429
Imágenes Diagnóstico Veterinario

 Una ecografía es el resultado de la producción de unas ondas sonoras no audibles (de ahí su nombre de “ultrasonografía”); a través de una serie de cristales piezoeléctricos que se encuentran dentro del transductor del ecógrafo, que al interactuar con los órganos, generan imágenes, las cuales se reflejan en una pantalla y son interpretadas por el profesional capacitado que realiza el estudio.

Gracias a estas imágenes, obtenemos información que nos aproximará a un gran número de afecciones o enfermedades. Y si bien, no siempre aporta el diagnóstico definitivo, ya que muchas veces es necesario realizar exámenes complementarios como análisis de sangre, citologías, biopsias, etc., la ecografía es muy importante por la información que brinda sobre todos y cada uno de los órganos evaluados.

Los casos más comunes que llegan a la clínica veterinaria son los relacionados con la cavidad abdominal con signos de vómitos, diarrea, dolor del abdomen, entre otros. Estos signos están ligados a patologías de las vías digestivas, o algunas veces también pueden venir de afecciones del hígado, riñón o páncreas, etc.; órganos en los cuales el ecógrafo puesto en las manos del especialista realiza un trabajo de evaluación eficiente.

Otro ejemplo en el cual la ecografía juega un rol importante es en el diagnóstico de la gestación, un tema que genera mucha alegría e interés entre los dueños de mascotas.

 

 

En emergencias (eco FAST), la ecografía también cobra una real importancia como herramienta para salvar una vida en los pacientes politraumatizados (perros o gatos atropellados), ya que se aboca a detectar el sangrado o ruptura de órganos importantes dentro de la cavidad abdominal; mediante la detección de líquido libre en puntos específicos, lo cual permite al veterinario, ubicar al paciente según prioridad y gravedad; y ayuda a plantear adecuadamente los procedimientos a seguir.

Sin lugar a dudas, la ecografía es una herramienta útil y de vital importancia para efectuar un diagnóstico; utilizada por el especialista, permite diagnosticar e indicar oportunamente el tratamiento idóneo en muestras mascotas para su recuperación o incluso salvarles la vida.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario