“Una huella en mi corazón”

Por Planeta Mascota

De la amistad y el amor entre los niños y los perros de terapia

Los perros tocan los corazones de los niños de una manera inimaginable, al punto de dejar una huella profunda que perdurar para toda la vida.

 

Por Claudine Bartschi
Directora Bocalán Perú 
Sede Fundación Bocalán España

www.bocalanperu.org 

 

En Bocalán Perú, somos testigos de los momentos mágicos  que viven los niños durante los talleres de terapia y actividades asistidas con perros entrenados para tal fin. Relaciones  de amistad y amor incondicional que queremos compartir aquí con ustedes.

Hace poco recibimos una preciosa invitación a un cumpleaños. Una de las pequeñas que asiste a nuestros talleres había incluido en su lista de invitados a Raiku, Hummus y Viruta, sus amigos de 4 patas de Bocalán.

En uno de los colegios para niños con discapacidad física donde apoyamos, fue muy bonito ver como los pequeños del nivel inicial, luego del primer día de taller con los perros, recordaban el nombre de cada uno. Es más, hasta el día de hoy, cada grupo de niños que ha trabajado con los perros a lo largo de estos años nos siguen preguntando: -¿Cómo están Hummus y Viruta?-.

Un día uno de los pequeños, al verme  sin los perros, me pregunta seriamente:-“¿Cuándo viene Hummus al colegio?”-. La próxima semana le respondo, a la vez que de inmediato le preguntó: -“¿Por qué?”-. A lo que él me responde: -“Porque necesito que venga mi amigo Hummus para que me enseñe matemáticas”-.

Y es que este niño participaba en uno de los programas donde con la ayuda de los perros, la profesora enseña a los niños los números del 1 al 10.

 

 

También recuerdo vivamente que al encontrarme en la calle, luego de un año, con una de las pequeñas, me cuenta que tiene una perrita a la que le ha puesto de nombre “Viruta” para recordar siempre a su amiga Viruta de Bocalán que tanto la quiere, que le ha enseñado tanto y la ha ayudado mucho. Sí, porque ahora su perrita sabe quién es Viruta de Bocalán.

Al término de sus terapias, muchos niños llegan el último día con un regalito para sus amigos peludos, para que siempre los recuerden y para agradecerles lo mucho que han aprendido, jugado y reído a su lado. También es muy hermoso cuando llegan de visita a Bocalán, después de meses, trayéndonos un dibujito donde está Viruta junto a uno de los expertos en terapia asistida con animales entrenándola, como fue el caso de una pequeñita de 6 años que le dijo a su mamá: -¡Mami, vamos a visitarlos porque los extraño mucho!-. Sí, así de simple, tal y como son los niños.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario