El lenguaje de los peces

Por Planeta Mascota

Los peces transmiten descontento o satisfacción a su manera y lo hacen a través del cambio de color de la librea, las diferentes formas de nadar y mucho más …

 

Saludable como un pez

Para lo que quieren iniciar la experiencia de un acuario en la casa, como también en su oficina, le proponemos unas informaciones básicas su cómo elegir bien un pez y su cuidado básico.

Porque entender si un pez está «bien» de salud, no es muy fácil y esto puede crear problemas tanto en el momento de la compra como durante la cría en el acuario. Con una observación cuidadosa y regular de los invitados en el acuario, incluso los acuaristas menos experimentados pronto «captarán la atención» y percibirán si algo dentro del acuario no va bien.

La situación es diferente ante los peces en la tienda, casi siempre expuestos en tanques desnudos, sin escondites e intensamente iluminados. Es difícil juzgar en estas condiciones si los peces están sanos.

A continuación, le ofrecemos algunos consejos para evitar decepciones.

En primer lugar, no tenga prisa: un buen comerciante no solo dejará mucho tiempo para la elección, sino que también dará sugerencias calificadas.

 

«Cuarentena»

Si también en esta época tan terrible, debemos tocar el tema de la cuarentena, pero no por lo del COVID. Significa que después de la importación (la mayoría de los peces de acuario de agua dulce se crían en instalaciones de acuicultura en el sudeste asiático), los peces pasaron un período de al menos 8 días bajo observación, posiblemente también disfrutando del tratamiento contra enfermedades, antes de ser puesto a la venta.

Nunca se debe comprar peces recién importado; el riesgo de transmitir enfermedades al acuario junto con estos peces o al menos de entrar en posesión de animales todavía muy estresados ​​por el largo viaje es muy alto. Sin contar el riesgo de comprometer la vida de los otros peces como de plantas y otros elementos instalados.

 

Enfermedades inminentes

Entonces será necesario observar cuidadosamente el pez elegido. Sus ojos no deben ser apagados, sino vivos y de colores brillantes; el vientre estará lleno y redondeado, nunca ahuecado ni demasiado hinchado; en el cuerpo y en las aletas no debe haber manchas o jorobadas que no formen parte de su librea normal (indicarían alguna enfermedad inminente).

 

Precios especiales

Por supuesto, los peces no deben tener heridas o aletas dañadas. Los animales que no son perfectos, aunque se ofrezcan a «precios especiales», deben ser rechazados, porque su cuidado en el acuario requiere mucha experiencia.

 

Hambriento

Alimentar a los peces es uno de los momentos más emocionantes para el aficionado. Después de unos días, los peces parecen reconocer a la persona y «apresurarse» a agarrar su ración de comida. Los peces, a diferencia de muchos otros animales, parecen continuamente hambrientos: incluso después de unos minutos después de la última comida pueden volver a alimentarse, aunque quizás lentamente.

Desafortunadamente, este es un «defecto» en su metabolismo que fácilmente induce al acuarista a darle demasiado alimento. Dar demasiada comida puede engordar el pez y contaminar innecesariamente el agua con restos de comida no consumidos.

 

Comida programada

Normalmente se debe dar una pequeña cantidad de alimento que los peces comen por completo en 2-3 minutos. Si aún queda comida después de este tiempo, la dosis se reducirá la próxima vez. Lo ideal sería alimentar a los peces dos o tres veces al día, por ejemplo, por la mañana poco después de que se encienda la luz, alrededor del mediodía y al final de la tarde o por la noche, al menos media hora antes de apagar las luces del acuario.

Será importante ofrecer comida siempre en el mismo lugar del tanque. De esta forma, incluso los peces que tardan un poco en recoger el alimento se acostumbrarán a acercarse en el tiempo, sin sufrir la competencia de los comedores rápidos.

En caso de compromisos laborales, puede saltarse la comida del mediodía de forma segura. No confiamos la administración de alimentos a personas sin experiencia, que casi siempre abundan en la cantidad sin cuidar mucho la dieta de los peces.

 

 

Equilibrio alimentario

Es fundamental el uso de comida de marca, diseñados específicamente para la alimentación de peces tropicales de agua dulce. El arroz, los trozos de pan u otros sustitutos no son alimentos adecuados para los peces de acuario, incluso si finalmente se aceptan.

La industria proporciona al acuarista una amplia gama de alimentos, formulados sobre la base de investigaciones científicas precisas que garantizan una dieta equilibrada, correspondiente a las necesidades específicas de los peces de acuario.

 

La dieta varía

El alimento para peces, como cualquier otro alimento, a la larga pierde su frescura y las características organolépticas pueden alterarse si no se almacena en un lugar fresco y seco. Por este motivo sería recomendable comprar un paquete que no sea demasiado grande, suficiente para unos 2 meses de alimentación.

La dieta del pescado debe ser variada. Por lo tanto, debe alternar regularmente al menos dos tipos de alimentos (hay decenas de alimentos para peces de varios tipos en el mercado, incluidos copos o gránulos, liofilizados y congelados).

 

Con estos pequeños consejos, podemos iniciar nuestra aventura en ser un nuevo apasionado de peces de acuarios.
Buena suerte.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario