Ojos sanos, ojos bien cuidados

Por Planeta Mascota

Un cachorro en casa es un nuevo compañero de vida. Y así como son fuente de alegría, también es nuestra responsabilidad cuidar de su salud. En estas líneas vamos tratar de dar respuesta a las muchas interrogantes en torno a los problemas oculares. Problemas que podrían evitarse cuando son diagnosticados a tiempo.

 

Por M.V. Michelle Freundt Coello
CMVP 4123
Directora de la Unidad de Oftalmología Veterinaria (UNOVE)

 

Un cachorro nace con los párpados cerrados, y es que el ojo no termina de desarrollarse hasta los 15 a 20 días de nacido; el color de la pupila es azulino y cambia a su color definitivo entre las 4 a 8 semanas de vida, tiempo en que posible un control oftalmológico.

Los problemas más comunes en cachorros son congénitos, es decir, presentes al nacer. Estos son heredados o desarrollados durante la vida fetal, tales como ojos de menor tamaño (microftalmia), cataratas (opacidad del lente intraocular que enfoca las imágenes cercanas o lejanas), anomalía del Collie (ceguera, alteraciones en retina), etc.

Otras condiciones adquiridas y también frecuentes son por trauma, tales como los juegos con otros cachorros, ramas de arbustos que provocan heridas o úlceras corneales en aquellas razas de ojos prominentes y nariz pequeña como los pug, pekinés, bulldog francés, entre otras.

 

Los párpados también son evaluados; razas de manto largo tienen pelos alrededor de los ojos que al rozar con la córnea causan incomodidad, picazón y secreciones. En cambio, las razas con pliegues faciales como el sharpei o bulldog inglés, por mencionar un par, presentan entropión o “enrollamiento” de la piel al interior del ojo; donde pelos y pestañas entran nuevamente en el ojo causando síntomas evidentes.

Si tu cachorro presenta secreciones, frota la cara contra el piso o muebles, está con uno o dos ojos cerrados debes acudir donde el médico veterinario, quien podrá resolver tus dudas.

No menos importante, si notas que tu mascota choca contra objetos al caminar o está desorientado en lugares nuevos, podría tratarse de un caso de ceguera, es cuando no debes de dudar en visitar rápidamente a un especialista.

 

 

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario