Para longevos, los gatos

Por Planeta Mascota

¿Sabías que los gatos pueden vivir alrededor de 18 años o más? Sí, los gatos de hoy son cada vez más longevos, aunque en esta etapa de su vida precisan de cuidados específicos para disfrutar de una mayor calidad de vida en bienestar.

 

Por M.V. Verónica Noriega Torres

CMVP 6493

Especialista en felinos

 

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 43

 

El comienzo de la vejez
A los 8 o 9 años de edad, podrás comenzar a notar en tu gato los cambios generados por el proceso de envejecimiento. En esta etapa, observarás la disminución de la agudeza de sus sentidos, la disminución de la movilidad músculo-esquelética y cambios metabólicos, entre otros.

Tal y como lo estás pensando, los gatos pueden desarrollar los mismos tipos de problemas de salud que los seres humanos en edad avanzada, tales como artritis, diabetes, problemas de tiroides, y enfermedad renal.

La buena nutrición, el ejercicio, un buen ambiente y pasar tiempo junto a tu minino todos los días son fundamentales para su bienestar, sobre todo en la tercera edad.

 

Los cambios que hacen la diferencia

 

Aquí te dejamos unas sugerencias:

La buena nutrición de un gato en la tercera edad contribuye definitivamente con su buena salud. La elección de un alimento adecuado favorecerá su cuidado nutricional. Las características de los alimentos formulados para gatos con más de 7 años de edad cuentan con una concentración adecuada de proteínas, fósforo y ácidos grasos; además de tener una textura más sabrosa para que les resulte más apetecible. 

El agua y la hidratación. Los gatos mayores, por lo general, beben poca agua. Por lo que es muy importante que se mantengan bien hidratados. Al respecto, se pueden colocar diferentes platos de agua repartidos por varios lugares de la casa. También puedes colocar una fuente de agua que es donde la mayoría de gatos tienden a beber más.

¿Jugamos a jugar?!!
Todos los días, dedica unos minutos a pasar tiempo de calidad con tu felino. Los gatos adoran jugar y ser acariciados. Y si a tu gato le gusta que lo cepillen o lo peinen, haz de esto una rutina. Esta actividad tan sencilla, lo ayudará cuando tenga problemas para acicalarse adecuadamente. Sin duda, el cepillado suave lo ayudará a mantenerse saludable.

Los chequeos veterinarios son fundamentales. Es muy importante llevar a tu gato al médico veterinario 2 veces al año porque mientras más temprano se detecten patologías y enfermedades propias de la edad, mejor será el resultado a largo plazo y podrás brindarle la mejor calidad de vida posible.

Todas estas son ideas sencillas y prácticas para el cuidado de tu mascota a lo largo de su vida, y en especial cuando los años comienzan a llevarse a cuestas. Hacer unos cuantos ajustes en la rutina de cuidado de tu gato puede marcar significativamente la diferencia en su calidad de vida.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario