La delicada elegancia del Peterbald

Por Planeta Mascota

Los peterbald son una de las más escasas razas de gatos sin pelo del mundo.

Su nombre surge de una combinación entre San Petersburgo, la ciudad de la criadora, y bald que en inglés significa calvo. El peterbald fue creado por la criadora rusa, Olga Mironova, quien logró esta bella criatura a partir de los cruces entre siamés, oriental y donsphynx (otra raza rusa de gatos sin pelo).

 

Por Javiera Paz Pernas

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 61

 

Esta es una de las más nuevas razas de gatos, se creó en 1994 y fue reconocida por TICA en el año 1997.

Esta carencia total de pelo, esta mutación, va a depender de si el gatito es hijo de padres homocigotos (si cada alelo del gen del padre y de la madre son iguales) o si es hijo de padres heterocigotos (alelos distintos).

A saber, el gatito puede nacer con distintos grados de calvicie o pelitos de algunos milímetros de largo, algunos incluso nacen con un leve pelito que van perdiendo a medida que crecen durante los dos primeros años. Dependiendo de la presencia o largo del pelo, el peterbald se agrupa en cinco categorías.

A diferencia del sphynx, el peterbald presenta una piel lisa, sin arrugas y no tiene el abdomen inflado. Su cuerpo es elegante, delgado y con una silueta como la del siamés; es de patas y cola larga, y el perfil de la nariz recto. Posee ojos almendrados y una cara triangular con orejas grandes.

 

Una piel de cuidados

Efectivamente, los peterbald necesitan cuidados especiales para vivir.

Debido a las particularidades de su pelaje o más bien a la ausencia de este, es muy fácil mantenerlo en buenas condiciones porque no necesita cepillados aunque más bien su piel sí demanda cuidados constantes.

El peterbald tiene que estar siempre bien aseado, se le puede bañar o emplear toallitas especiales, además de usar productos específicos para mantener su piel hidratada, ya que esta es bastante sensible. Lo ideal es vivir en un ambiente temperado porque en los días frescos suele sentir frío.

Durante los meses de más calor es imprescindible aplicarle crema solar para gatos, mientras que en los meses más fríos hay que abrigarlo.

Cómo no quererte

El peterbald es de carácter amable, purita energía, inteligente, afectuoso, curioso, dulce y muy compañero de sus humanos. No le gusta estar solo y demandan atención cuando se le ignora. Por lo tanto, disfrutan de estar en familia y esto los hace excelentes mascotas para los niños o familias grandes. Es el compañero ideal para otros gatos de la casa e incluso para los perros con los que jugará sin pensárselo dos veces. Comprenden reglas simples fácilmente. Y se dice además que son especialmente protectores con los gatos más pequeños.

 

Habla cariño

Este gato es un gran conversador, tiene una personalidad muy extrovertida, lo que lo lleva a maullar y emitir curiosos sonidos, a veces roncos, para llamar la atención y reclamar su ración de mimos.

El peterbald es un animal activo que pasa la mayor parte del tiempo jugando e investigando en movimiento. Es curioso por naturaleza, por lo que se mantendrá alerta y fijará su interés en todo lo que implique un reto o posibilidad de juego. Es muy afectuoso, suelen seguir a su humano favorito por toda la casa buscando mimos y caricias, por lo que no es conveniente que pase muchas horas solo.

Si en su hogar no le dedican tiempo será infeliz y se verá decaído. De ser así, lo mejor será optar por otra raza o procurar que al menos pueda compartir su hogar con otros gatos o perros.

Este precioso gato ruso ha sabido ganarse los corazones, gracias a sus delicados rasgos orientales y su cariñosa manera de ser. Sin duda, los peterbald son purito amor.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario