Los parásitos en el Perú

Por Planeta Mascota

La variedad de climas y la ecología del Perú se traducen en una inmensa variedad de endo y ectoparásitos, es decir parásitos internos y externos, que afectan a nuestras mascotas, aunque es difícil identificar las enfermedades parasitarias más frecuentes para perros en nuestro país. Seguidamente haré una descripción de los parásitos más comunes y relevantes. 

 

Por M.V. Jorge Guerrero

MSc, PhD, DACVM, DEVPC

Adjunct Full Professor of Parasitology 

School of Veterinary Medicine University of Pennsylvania, USA

 

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 39

 

 

Primero una definición

Vectores son todos aquellos insectos o animales que son medios de transmisión de enfermedades del animal al ser humano.

Gusano del corazón (Filariasis Canina)

Esta es una parasitosis a la que no se le da mucha importancia en el Perú. En los EE.UU., y en forma creciente en Europa, la filariasis canina es la enfermedad más importante en medicina canina. Esta es causada por  la Dirofilaria immitis, un parásito grande (de 11 a 15 cm de largo) que se localiza en la arteria pulmonar y eventualmente el ventrículo derecho. Entre los signos más importantes está precisamente la falta de signos clínicos clásicos. No obstante, la falta de tolerancia al ejercicio acompañada de tos puede indicar una infección.

La mejor forma de encontrarlo es por medio de exámenes rutinarios de sangre para detectar las larvas de este parásito en la sangre circulante o mejor aún la detección de antígena circulante producida por la hembra adulta.

La prevención es la clave del control de esta enfermedad. Y el tratamiento, una vez que el parásito se establece es heroico, costoso y peligroso para la mascota.

Nematodos Gastrointestinales (GI)
Toxocara canis (ascarids o lombrices intestinales) y Ancylostoma caninum son los 2 nematodos gastrointestinales (GI) más comunes en perros. Los cachorros pueden infectarse con T. canis por infecciones transplacentarias o por T. canis o A. caninum  a través de una infección transmamaria.

El T canis es un agente zoonótico, un problema significativo en las áreas más pobres de nuestro país donde el acceso a la atención veterinaria es limitado. Las tasas de seroprevalencia humana de la toxocariasis en América Latina varían de 1,8% a 51,6% .1

Los anquilostomas también pueden infectarse por penetración larvaria a través de la piel del perro. La migración de lombrices puede enfermar gravemente en las primeras semanas al cachorro y los anquilostomas pueden causar anemia grave. Cabe destacar que ambas parasitosis pueden ser mortales si no se tratan.

Mantener los perros y el medio ambiente libre de lombrices y anquilostomas es importante porque las larvas de estos pueden causar larva migrans a los seres humanos.

Los gusanos de T. canis jóvenes migran a través de los órganos del cuerpo humano como el hígado, los pulmones y el sistema nervioso, causando larvas migratorias viscerales y/o oculares.

Las larvas de anquilostomas migran debajo de la piel, dando como resultado larva migrans cutánea, lesiones cutáneas con comezón con un patrón de serpiente.

Unas sugerencias

1. Mantén bajo control a las pulgas todo el año.

2.  Recoge las heces de los perros con cuidado.
Utiliza una bolsa plástica, recoge, haz un nudo y desecha.

3.  Recuerda desparasitar a tu mascota periódicamente. Sigue las recomendaciones de su médico veterinario.

Garrapatas

Las garrapatas transmiten varios organismos patógenos y están entre los vectores de enfermedades más críticos que afectan a los animales de compañía y a los seres humanos.

El Rhipicephalus sanguineus, el más común en el Perú y América Latina, es un vector eficaz de Babesia, Ehrlichia, Anaplasma, Mycoplasma, Bartonella, Hepatozoon y Rickettsia spp en perros. Sin embargo, las garrapatas de Ixodes spp (menos frecuentes) han causado dos casos de la enfermedad de Lyme en perros autóctonos infectados con Borrelia burgdorferi en Lima, Perú.

Formulaciones orales de Afoxolaner, así como del Fluralaner o tópicos a base de fipronil,  fipronil-permetrina, imidacloprid- permetrina y selamectina son excelentes en el control de pulgas y garrapatas facilitando la vida del guardián de la mascota.

Pulgas

Las pulgas pueden también transmitir patógenos peligrosos, y su alimentación puede resultar en reacciones alérgicas y dermatitis por alergia a las pulgas.

En perros jóvenes, la succión de sangre por las pulgas puede conducir a la anemia severa y la infección con patógenos como por ejemplo, Bartonella henselae.

Por lo tanto, el estricto control de pulgas todo el año es esencial.

El tratamiento esporádico permite una reinfestación frecuente y rápida ya que los tratamientos contra pulga y garrapatas afectan solo al 5% de la población de parásitos.

Prevención

Los programas de control de parásitos deben incorporar parasiticidas de amplio espectro que previenen las infecciones de Toxocara, anquilostomas y dirofilarias, mientras controlan las pulgas y las garrapatas.

Eso sí, recuerda siempre consultar al médico veterinario.

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario