Qué bonita vecindad!!

Por Planeta Mascota

10 reglas para convivir en paz con nuestra mascota y los vecinos

El crecimiento de las economía, lleva a hacer crecer las ciudades, y los primeros que se propone las municipalidades, es construir edificios, edificios y edificios. Muchas familias se deben acostumbrar a convivir y compartir muchos espacios juntos, y no todos están preparados o están disponible para hacerlos, y siguen creándose situaciones muy desagradable de enfrentamientos y miles de discusiones, a veces hasta llegar a juicios y avocados. Y desafortunadamente, muchas de estas situaciones la «protagonista» es nuestra mascota. Sea por malo dueño o para vecino muy «especial».

Vamos a repasar unas reglas fundamental del buen convivir en edificios como con los vecinos, y a nuestra mascota.

«Ser un buen vecino no es difícil, el secreto es el respeto mutuo.»

Conozcamos algunas reglas básicas:

 

  1. Usa la correa. Cuando saques a tu mascota a pasear ponle su collar y su correa a menos que haya un área designada para que pueda correr suelta.
  2. Recoge sus necesidades. Los excrementos son desagradables, producen malos olores, transmiten enfermedades y malogran el pasto. Cada vez que salgas de paseo lleva bolsas plásticas y recógelas, amarra bien la bolsa y tírala en un tacho de desperdicios, y si no los hay pide a las autoridades que los instalen.
  3. No molestes a los perros de los vecinos. Antes de acercar tu perro al del vecino primero pregunta. No a todos les gusta hacer eso.
  4. Vacuna y desparasita a tu mascota. Lleva a tu mascota al veterinario periódicamente para evitar el contagio de enfermedades.
  5. Antipulgas y antigarrapatas. Si tu mascota tiene su antipulgas y aun así sigue infestada, organízate con tus vecinos para desarrollar un plan de prevención. Llamar a una compañía de fumigación es una buena idea. Por favor, recuerda tener el antipulgas de tu mascota al día.
  6. El área de mascotas. Junto a tus vecinos señalen un área donde pasear a las mascotas.
  7. Si tu perro marca territorio. No le permitas orinar en la propiedad de tus vecinos. Mientras caminas por las áreas donde no debe hacer sus necesidades acorta la correa hasta colocarlo cerca de ti. Tu mascota entenderá que tiene que esperar.
  8. Si vives en un condominio. Cuando entres al ascensor con tu perro, acorta su correa lo más posible y haz que se siente a tu lado para que no estorbe a los vecinos.
  9. Evita ruidos innecesarios. Mantén entretenida a tu mascota para que no ladre cuando estés fuera de la casa. Puedes darle carcaza y juguetes para que se entretenga. Y si no funciona trata de contratar a una persona para que la saque a pasear durante el día o llévala a un lugar donde provean servicio de cuidado de mascotas mientras trabajas.
  • Contrata a un entrenador de perros. Conforma un grupo, un profesional puede ofrecerles una charla sobre cómo mejorar los problemas de comportamiento, así como darles clases grupales de obediencia para mascotas.Y porque amar es compartir, comparte estas reglas básicas con tus vecinos, tengan o no tengan mascotas. Siempre se aprende algo nuevo, y además la convivencia será mucho mejor.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario