El padrino que usted también puede ser

Por Planeta Mascota

Edilberto Segama, un hombre de gran corazón

 


Por Iselda Livoni  | Gabriela Levy

Asociación para el Rescate y Bienestar de los Animales

 

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 19

 

Nuestra ciudad tiene cientos de animales abandonados en las calles, algunos de ellos son acogidos en hogares temporales, otros en albergues, los demás no tienen tanta suerte. Estas criaturas llegan a las asociaciones protectoras a través de denuncias de casos de crueldad, accidentes y casos de abandono extremo. Esta es la historia de Edilberto Segama, un hombre que dedica su vida ayudar a los seres que más lo necesitan… 

Los albergues reciben, en su mayoría a animales en muy mal estado, desnutridos, deshidratados, enfermos, y se encargan de su tratamiento y rehabilitación con los pocos recursos con los que cuentan. 

Los albergues se sostienen gracias a la generosidad de sus padrinos y personas de buen corazón. Uno de estos albergues es ANIMAZUL, a cargo de un gran ser humano, Edilberto Segama, quien vive al lado del albergue y desde que se creó, hace algunos años, no se separa de todos los animalitos que viven allí.

Edilberto está allí acompañando a cada criatura con una increíble ternura y entrega. Los perros de los albergues no son adoptados fácilmente porque son animales grandes, mestizos o de mediana edad. Además, el tiempo y la frustración de no encontrar hogares van creando un lazo de amistad y de compasión muy grande.

Los perros de los albergues reciben visitas y necesitan padrinos. Sabemos que es complicado tener una mascota en casa si no se tiene el tiempo ni el lugar adecuado, por eso “los padrinos” es un sistema muy eficaz para quienes quieren tener una mascota.

Eddy conoce a algunos de ellos desde cachorros, a otros a mediana edad.  Todos con tristes historias bajo la pata, crecen y envejecen juntos… y de esto ya son casi 9 años.

El amor es indiscutible, Edilberto los cuida para que no se enfermen, se preocupa de que coman a su hora, que no se peleen, que tengan sus caniles y camitas limpias. Se preocupa para que cada uno de sus 45 chicos que tiene a su cuidado tenga un tiempo de diversión y relax diario.

Si usted desea ayudar, puede cubrir los gastos de su ahijado con una cuota mensual, visitarlo, celebrar su cumpleaños/navidad o salir a jugar con él, y mucho más. No hay ayuda pequeña, estos animales necesitan de su apoyo.

¡Gracias Eddy, gracias a ustedes!! ¡SIEMPRE SE PUEDE AYUDAR!!

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario