Diversión a toda prueba.

Por Planeta Mascota

DISC DOG.

También conocido como frisbee, el Disc Dog nació en la década del setenta cuando Alex Stennin y su perro Ashley Whippett se colaron en el descanso de un partido de fútbol americano, sin permiso, para hacer una demostración, luego de la cual fueron arrestados. Ése fue el inicio de uno de los deportes caninos más espectaculares, y nadie mejor que David Román, Campeón de España 2011, Subcampeón del mundo 2010 y Subcampeón de la Zcech USDDN Qualifier, así como juez internacional para contagiarnos su pasión por este deporte. 

 

Por David Román (Multicampeón Internacional)

 

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 13

 

Vaults, Overs y más…

El Disc Dog tiene varias modalidades: Freestyle, Mini Distance y Quadrupped, entre otras, y todas se basan en un mismo concepto: ¡Diversión!

El Freestyle consiste en una coreografía con figuras de libre ejecución acompañadas de música mientras se le lanzan discos voladores al perro.

Las figuras pueden ser vaults, en los que el perro usa una parte del cuerpo del guía como catapulta para impulsarse hasta atrapar el disco. Los overs, en los que el perro salta y atrapa el disco por encima de cualquier parte del cuerpo del guía en forma de bóveda. Los múltiples, una rápida sucesión de lanzamientos iguales con atrape del disco. Los direccionales, una ejecución de lanzamientos a distancia que van desde zig-zag, pase, vuelta al mundo, etc. Es decir, todo lo que se nos ocurra, por eso se llama estilo libre.

Toda la gente, todas las razas, todos somos Disc Dog

Por fin, un deporte que puede ser practicado por todas las razas, y es que en todos los años que llevamos de competición hemos visto desde perros mini de 3 kilos hasta perros de peso medio e incluso ovejeros alemanes de 40 kilos de peso.

Ahora bien, no crean que por ser una raza más liviana o ágil tendrá más opciones de ganar. Lo que los jueces valoran es el peso, el tamaño y la edad del perro. Por ejemplo, un perro pesado que ejecuta un salto de 30 cm limpiamente tendrá una mejor opinión que uno ligero que salte a 1,5 m de altura y aterrice peligrosamente poniendo en riesgo su salud. Asimismo, se penalizará al perro que limitado físicamente sea forzado a realizar grandes saltos.

Sea grande o pequeño, recomendamos realizar un exhaustivo examen veterinario antes de empezar la práctica de este deporte para detectar una displasia de caderas y codos, pero sobre todo conocer el estado general de salud de tu mascota.

Jóvenes y jóvenes de edad avanzada, delgados y no tan delgados, todos pueden disfrutar del Disc Dog, un deporte en el las limitaciones físicas no cuentan porque de lo que se trata es de pasar un buen rato con el perro.

Eso sí, las competencias son otra cosa, todas toman en cuenta el estado físico y las limitaciones de los guías, puntuando más y mejor las acrobacias de circo de las personas que la ejecución misma  de los lanzamientos de disco o el trabajo en equipo.

Disc Dog, un vínculo de confianza y respeto 

Desde nuestro punto de vista, la US Disc Dog Nationals Championship (USDDN), por su globalidad y porque valora tanto la técnica como la ejecución, es la organización más importante en este deporte.

En el Disc Dog de competencia lo más importante es comprenderse a la perfección con el perro, y no sólo a la hora de lanzar el disco, que lo atrape o que salte por encima, sino de los gestos corporales unidos al objetivo de atraparlo. Por eso es mejor entrenar con palabras y gestos concretos, como por ejemplo, al hacer una marca en la pierna, la espalda o el pecho. Existen muchas técnicas, practiquen los ejercicios en casa y luego háganlos añadiendo el disco.

El concepto “Vault in T” nos está dando un 100% de resultados satisfactorios porque se trata de aprender en auténtica diversión.

Eso sí, lancen bien el disco y enseñen la ejecución correcta de los ejercicios a su perro, los que será mejor aprender en curso especializados, donde se corrigen aspectos tanto humanos como caninos.

En cuanto a los discos, estos no pueden ser de plástico duro porque dañan seriamente la boca del perro. Tampoco pueden tener una enorme bola en el centro porque un golpe de esa bola en la cabeza del perro luego de un lanzamiento mal ejecutado podría causarle serias lesiones e incluso la muerte.

Los discos deben ser de base de silicona o polipropileno que les otorgan elasticidad al atrape, además de un vuelo y planeo suave y seguro.

Recuerden que si respetan a su perro y se divierten mientras entrenan, ya tienen gran parte del éxito asegurado. Así que esperamos muy pronto ver equipos peruanos de Disc Dog en las próximas competencias en América Latina.

 

Conociendo a David Román 
·         Ha impartido cursos de Disc Dog por toda España y Latinoamérica.
·         Ha sido profesor de los instructores del equipo de Disc Dog France.
·         Ha sido instructor de un equipo argentino que se desplazó hasta la misma península ibérica para trabajar con él. 
·         Este año planea viajar a América para seguir formando equipos en esta magnífica disciplina. 

Más información en:
www.dogfrisbee.es
www.dogfrisbeespain.com
david@dogfrisbee.es

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario