La mascota defendiéndose de la pandemia

Por planetamascota
(parte 2 el perro)

 

Después haber analizado la realidad y los cuidados que debemos tener con nuestra mascota en esta temporada que estamos viviendo, con una pandemia (COVID 19) que nos obliga a un aislamiento y enfrentar muchos problemas, en la primera parte analizamos las condiciones y ayudas que podemos ofrecer a nuestra mascota, anteriormente fue el gato.

Otro tema aparte es el perro

Siempre nos hemos dado cuenta, cómo para él nuestra presencia constante a su lado, sea un logro inesperado. A diferencia del gato, donde está el problema ahora, para el perro el problema son otros.

¿Entonces, que hacer ahora?

Acá unos consejos que sin dudas le serán de muchas ayudas.

  • Evite cambiar nuestras actitudes hacia ellos.
  • Mida el contacto físico, evite hablar con él continuamente.
  • Evite transmitirle nuestras ansiedades y miedos: los perros son muy sensibles a nuestros cambios de humor, a nuestros estados de ánimo.
  • Respete sus espacios, especialmente cuando duerme o come.
  • Su sitio de descanso en un ligar protegido (por ejemplo, debajo de una mesa que cubriremos con un paño) para que se sienta seguro.
  • Se lo necesita, llévenlo más seguido a pasear: cuando salga por necesidades, use una correa extensible para que se sienta más libre de olfatear. Traiga algunas golosinas para esconderse en la hierba para estimular la investigación. Este juego de «caza» también se puede jugar en casa.
  • Enséñele a hacer el slalom entre unas sillas colocadas para formar una especie de camino.
  • Para aquellos con niños pequeños, enséñeles a respetar los lugares y tiempos de descanso del perro.
  • A los mayores, enséñeles a jugar juegos de obediencia con los términos «Siéntate», «Tierra», «Quédate».
  • No modifique los horarios y dosis de las comidas, de hecho, reduzca las cantidades en relación con la reducción de la actividad física.
  • No impida la entrada a las habitaciones de la casa.
  • En el caso del perro debemos pensar seriamente en el post Coronavirus.

Después de haber vivido con los miembros de su familia todos en casa, todos los días durante meses y quién sabe hasta cuándo, la vuelta a la normalidad provocará una situación de enorme frustración, porque todo esto ya no existirá.

Será necesario, por tanto, ir acostumbrándolo poco a poco al desapego para no tener que lidiar con problemas de comportamiento de ansiedad por separación, con vocalizaciones, destrucción de objetos, agresiones, estereotipias.

Para el gato y el perro, tomen con seriedad esta situación, dependiendo de la presión que puedan sentir adentro de la casa, cada uno de ello, tendrá su reacción, estén muy atento a los cambios que se estarán dando en ellos. Nos necesitan más que nunca, también en esta situación.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario