Un conejo en casa ….

Por planetamascota

 todo ternura y delicadeza

Los conejos nacen desnudos, ciegos y con los oídos cerrados. La coneja cuida a los pequeños una o dos veces al día y permanece en el nido solo el tiempo suficiente hasta el destete.

Por Romy Carminati
romy.carminati @ gmail.com
(+39) 340 6631891
Skype: chinino983
www.addestrareconigli.it

 

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 21

 

Este comportamiento es normal. No obstante, una vez que la madre entra a su guarida, ella y los conejos no deben ser tocados ni perturbados para evitar que la madre no los reconozca o peor aún los mate. La madre coneja es muy sensible al respecto.

Los conejos pueden ser separados de la madre a las 6 o 7 semanas de edad porque si son separados de la madre demasiado pronto pueden no haber aprendido la lengua propia de los conejos o tener problemas para socializar con los seres humanos.

Por lo tanto, es muy importante que los criadores de conejos tomen con mucha seriedad estos detalles y ser los primeros en promover una socialización adecuada y una crianza responsable.

Un conejito en casa 

Por lo general, un conejito puede ser llevado a casa a los dos meses de nacido. Para ayudarlo a adaptarse a su nuevo hogar, dele la libertad necesaria para explorar con seguridad la casa, el jardín o el espacio designado para él.

Recuerde, acariciarlo con cuidado para que se acostumbre al contacto humano, socialice y construya un vínculo emocional muy fuerte con los miembros de la familia.

El comportamiento de los conejitos suele ser muy divertido. A menudo actúan de forma rara. Así por ejemplo, corren, paran o saltan de improviso, giran sobre sí mismos y hasta hacen algunas acrobacias. Nada de qué preocuparse, es la forma en que estos animalitos adquieren más confianza sobre su cuerpo y demuestran felicidad.

El conejo ya creció 

Entre los 4 y 8 meses de edad, dependiendo del tamaño y las razas, el conejo alcanza la madurez sexual. En este período, el conejo puede presentar problemas de comportamiento, cambios de humor, agresividad e incluso puede dedicarse a marcar la casa con las heces y la orina. Asimismo, puede desarrollar conductas obsesivas como mascar muebles de madera.

Consulte a un veterinario con experiencia en animales exóticos para proceder a la esterilización y así aliviar el estrés del apareamiento y la reproducción.

Un conejo feliz

Todo lo que un conejo necesita para ser feliz es un espacio para moverse, heno, agua un lugar para refugiarse y relajarse, y en especial nuestro cuidado y amor por él.

Es importante establecer una rutina diaria para que el pequeño conejo pueda aprender a confiar en nosotros y saber siempre lo que sucederá.

Tenga en cuenta que el conejo es un animal de presa, por lo tanto, no le gustan los cambios inesperados ni frecuentes. Sin embargo, de vez en cuando, un poco de imaginación puede despertar su interés y estimular su atención.Un conejo despierta curiosidad y alegría en casa.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario