La castración en perros machos

Por planetamascota

La castración (extracción de los testículos) influye directamente sobre las hormonas, eliminando la principal fuente de testosterona en los machos. Es decir, el animal será incapaz de reproducirse.

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 31

En la mayoría de los casos, la negación de castrar a un macho es mayor que la de esterilizar a una hembra porque se cree que haciendo eso se resuelve el problema. A continuación, lo invitamos a descubrir cuánto de mito y verdad hay alrededor de la castración.

¿Mi mascota necesita pareja?

Mito. Los perros no tienen vínculos sentimentales como nosotros. Un macho ni siquiera identifica sus cachorros como propios en la mayoría de las ocasiones, e incluso se reproduciría con sus descendientes.

Lo cierto es que los perros se reproducen únicamente para asegurar la supervivencia de su especie. Por lo tanto, es cruel mantener a un macho sin castrar porque nunca satisface su necesidad, se frustra y estresa.

¿Mi mascota tiene que tener crías aunque sea una sola vez?
Mito. Esto perjudica aún más la conducta del macho porque hace que aumenten sus niveles hormonales y no que disminuyan como se suele creer.

¿Mi mascota dejará de ser macho si la castro? 

Mito. Un macho castrado seguirá siendo macho. En muchos casos al reducir los niveles hormonales dejará de orinar levantando la pata, pero eso no significa que sea una hembra, sino que ya no orina para marcar su territorio. O sea, adiós a las marcas en las paredes, puertas, mesas o camas.

La castración también reduce la agresividad macho vs. macho en más de un 60%. Léase bien, no la elimina porque muchas veces la agresividad es una conducta aprendida.

¿Mi mascota va a engordar si la castro?

En algunos casos. A veces, el metabolismo disminuye y el proceso de las grasas se altera lo que predispone a  la mascota a subir de peso.

Una dieta adecuada y ejercicio, de acuerdo a la raza y edad evitará este problema.

Recuerde: La suma de vida sedentaria con mala y abundante alimentación da como resultado un perro obeso.

¿La castración previene enfermedades futuras?  

Lea bien. La castración se considera una medida preventiva y curativa con respecto a la aparición de tumores testiculares, quistes prostáticos, adenomas y adenocarcinomas en la zona perineal.
Previene del posible HPB (agrandamiento de la próstata) que puede ocasionar problemas urinarios y de estreñimiento.

Tome nota: A partir de los 9 años, el 95% de los machos no castrados presentan HPB.

¿Cuáles son los riesgos?

Todo procedimiento quirúrgico y anestésico tiene riesgos. Estos están asociados a la edad, estado de salud, sensibilidad a los medicamentos y anestésicos utilizados en el paciente.

El riesgo en un perro joven y sano es extremadamente bajo.

El riesgo en un perro adulto es mayor, necesitará de cuidados anestésicos y una evaluación prequirúrgica más amplia.

¿Qué es lo que hemos aprendido?

  • No es necesario que el perro tenga crías.
  • Cruzarlo no evita problemas en su salud.
  • La castración es la decisión más responsable y el método más eficaz contra la sobrepoblación. ¡Evitemos el sufrimiento por el que pasan tantos animales en abandono!

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario