EL ADIESTRAMIENTO EN POSITIVO

Por Planeta Mascota
Artículo escrito por Félix Fernández, educador canino, entrenador de Agility.
Sierra de Ancares, España.
www.hipercan.com

 Hasta hace aproximadamente 20 años, en las escuelas de España se seguía una tendencia que se identificaba con la siguiente frase: «La letra con sangre entra». También en el mundo del perro se seguía la misma hasta hace aproximadamente 10 años, fecha del nacimiento de KNS ediciones, la editorial más importante en español de adiestramiento en positivo. Desde ese momento cada vez son más los adiestradores que optan por métodos respetuosos con nuestros amigos los perros para lograr que realicen diferentes disciplinas deportivas, así como para corregir hábitos indeseados, métodos que personalmente considero de resultados más que contrastados.

A diferencia de lo que la mayor parte de la gente cree, el adiestramiento en positivo no se basa en ser permisivo con el perro ni en comportarnos como unas máquinas expendedoras de salchichas, premiándolos por cada uno de los comportamientos correctos que realiza,  yo, incluso, considero que las caricias durante las sesiones de adiestramiento son un flaco premio, pues la parte del córtex prefrontal inhibe al sistema límbico encargado de las emociones, con lo cual, y a pesar de considerarme positivista, no comparto el uso de las caricias como recompensas de un trabajo bien hecho.

 

En los círculos positivistas la palabra que tiende a ser más repetida es el estrés, no siempre atendiendo a sus connotaciones negativas pero sin olvidar que está ahí, que debemos valorarlo para conseguir realizar un buen adiestramiento y que el perro logre llevar una vida equilibrada. Para esto es necesario realizar una buena lectura del lenguaje corporal del perro,  lo que se tiende a llamar las señales de calma, este tema es adecuado analizarlo en una próxima entrega.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario