Cuando mi mascota tiene unos kilitos de más

Por planetamascota

Cada vez más se hace evidente la necesidad de considerar el sobrepeso u obesidad en las mascotas no como un problema meramente estético, sino como un problema de salud.

Por M.V. Gabriela De La Colina O.

CMVP 3905

Invetsa (Inversiones Veterinarias S.A.)

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 49

 

Una mascota obesa es más propensa a enfermedades como la diabetes, problemas articulares, cálculos urinarios (en gatos) e incluso algunos tipos de cáncer, como el carcinoma de células transicionales de la vejiga. Y si a ello sumamos, el riesgo que representa la anestesia para un paciente con sobrepeso o la intolerancia a las altas temperaturas ambientales nos daremos cuenta de que tener una mascota obesa es como una bomba de tiempo.

¿Cómo prevenir o tratar el sobrepeso u obesidad en nuestras mascotas?

El punto de partida es confirmar si la mascota tiene un peso normal o si tiene unos kilos de más. Aquí unas sugerencias:

Si nos situamos detrás de la mascota, ¿Puedo verle claramente la cintura?

Si la vemos desde un costado, ¿la zona del abdomen se aprecia notoriamente sumida en comparación con el tórax?

¿Puedo palparle las costillas con facilidad?

Si la respuesta es “No” a una o más preguntas, es momento de llevar a nuestro engreído al veterinario para una evaluación más precisa.

Con la ayuda de una buena balanza y una tabla especial, el veterinario le dirá no solamente cuánto pesa su mascota, sino cuánto debería pesar y por lo tanto cuántos kilos debería perder. Por ejemplo, existen alimentos para perros que controlan el sobrepeso y al mismo tiempo ayudan con los problemas articulares, así como alimentos para gatos que ayudan a perder peso mientras previenen la formación de cálculos urinarios.

¡No más excusas! ¡Nuestras mascotas también pueden alcanzar su peso ideal este verano!

 

Recomendaciones prácticas 

·         Las mascotas esterilizadas tienden a engordar porque su metabolismo se hace más lento y sus requerimientos calóricos disminuyen. Opte por una dieta de prescripción para manejo de sobrepeso y obesidad.

·         Pese a su mascota cada dos semanas, y lleve un registro para verificar que efectivamente está perdiendo peso y de no ser así, haga ajustes en la ración.

·         Si bien la actividad física ayuda a mantener el peso ideal, asegúrese de que su mascota pierda peso antes de iniciar un régimen de ejercicios para evitar mayores problemas de salud.

·         Administre galletas y premios con moderación. Y considérelos como parte de la ración diaria.

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario