…¡Ya nacieron los gatitos!

Por Planeta Mascota
Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 38

Por Javiera Paz 

RENAGAP

World Cat Foundation Perú

Cuando mamá gata da a luz significa que han pasado aproximadamente 64 días desde que estuvo con papá gato.
Saben, las gatas no necesitan ayuda durante el parto porque saben perfectamente qué hacer, lo mismo que para criar a sus gatitos. Aprendamos más de los tiernos mininos…

 

Sus primeros días en el mundo

Los gatitos nacen con los ojitos cerrados y sordos, y son capaces de arrastrarse apenas unos centímetros para acercarse a mamar guiados por el olfato. En esta etapa son muy indefensos y no sobreviven sin los cuidados maternos.

La gata pasa los primeros días echada junto a sus bebes y solo sale para alimentarse, beber agua o ir a la arena. Además, mientras amamanta debe comer alimento de cachorro porque necesita una dieta rica en proteínas en esta etapa.

Los 10 primeros días de vida, los gatitos requieren especial cuidado porque no regulan su temperatura y necesitan el calor que les brinda mamá gata. Además de alimentarlos, ella se encarga del aseo, los lame para mantenerlos limpios y al lamer la pancita y genitales los estimula a orinar. El ombligo se cae solo a la semana aproximadamente.

Alrededor del día 10, los gatitos comienzan a abrir los ojos, pero solo distinguen manchas borrosas y luz. A esa edad ya comienzan a sostener la cabeza e intentan levantarla para mirar mejor el entorno, así como a mejorar la técnica de gatear.

Las primeras semanas de vida y la socialización. Contrario a la creencia popular (dejar a la madre sola y no tocar las crías), recomendamos lo opuesto, acariciar a los gatitos, cuidando siempre de saludar antes cariñosamente a la madre para que no se sienta amenazada. También pueden escuchar la radio a volumen moderado, acercarse al secador de pelo y que tengan contacto supervisado con los perros, si es que los hay en el hogar, para que en el futuro no sean gatos temerosos.

El primer baño puede ser entre la 5.ª o 6.ª semana de vida y bañar después cada 10 días para que de adultos se dejen bañar y secar sin temor.

Cómo ayudar a una gata y sus gatitos sin dueño

Si una gata salvaje ha parido en nuestro patio o centro de trabajo ayúdenla dejando agua y comida cerca para que no se aleje de sus crías buscando alimento, y si es posible acercarse a domesticar a los gatitos para que se puedan dar en adopción al crecer.

A veces personas bien intencionadas encuentran gatitos recién nacidos y los sacan de su cubil creyendo que la gata los abandonó.

Recuerden, las gatas son excelentes madres y pudo haber huido temerosa de los humanos o puede andar en busca de alimento. Comprobemos que los gatitos son realmente huérfanos para rescatarlos y buscar una gata nodriza. 

 

Gatitos huérfanos

Criar gatitos huérfanos es muy complicado porque son muy delicados.

La mejor solución es buscar otra gata que los críe, sino que alguien con experiencia les dé el biberón. Estos deben ser alimentados cada 2 o 3 horas, incluso por la noche con mucha higiene para evitar diarreas que a esta edad pueden ser mortales.

Los gatitos deben estar en un ambiente temperado y después de cada comida ayudarlos a que hagan pipí, limpiando y secando bien su piel para que no se escalde. Afortunadamente en el mercado podrá encontrar biberones chiquitos y sustitutos de leche y tutoriales en YouTube con la técnica correcta para dar el biberón y que el gatito no se ahogue. 

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario