Una sola pulga, un daño inmenso

Por Planeta Mascota
Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 59
Por M.V. Jorge Luis Reyes H.  CMVP 4418  Veterinaria Apollo 

¿Cómo la pulga, un insecto tan pequeñito, puede causar tanto daño?  

La pulga es un parásito que puede sobrevivir por meses oculta en las rendijas del piso de madera, las habitaciones llenas de polvo y cosas que no se usan, los tapizones o las alfombras esperando a que un perro o un gato pasen para saltar, alojarse y alimentarse de su sangre.  

La picadura de una pulga, sí de una sola pulga puede causar una reacción alérgica en nuestra mascota llamada Dermatitis Alérgica a la Picadura de la Pulga DAPP. La picadura de la pulga consiste en una reacción de hipersensibilidad inducida por las fracciones proteicas más antigénicas de la saliva de la pulga al momento de la picar a nuestra mascota. 

 

Las consecuencias de la picadura son cosa seria 

En el caso de la picazón (prurito), esta puede ser intensa. Se presenta con más frecuencia en los meses calurosos del verano, ya que en nuestras casas al mantener una temperatura media todo el año favorece el desarrollo de las pulgas. Por otro lado, eenrojecimiento (eritema) y las costras se las provoca el propio animal con el rascado, lamido o mordisqueo. También pueden presentarse alopecia (caída del pelo) y manchas en la piel.  

 

Las lesiones suelen aparecer en la región dorso lumbar, o sea en el lomo, la base de la cola, cara, cuello, axilas, ingle o espacios entre los dedos. 

La DAPP causa tanta molestia a nuestro perro que además de las lesiones en la piel, podemos notar falta de apetito, estrés, nerviosismo, decaimiento o tristeza. 

 

Un buen tratamiento es la solución 

Lo primero que debemos hacer es llevar a nuestra mascota al médico veterinario para el diagnóstico, quien empleará diversas técnicas para llegar a descubrir la enfermedad. Por ejemplo, para demostrar la reacción de hipersensibilidad puede realizar el test intradérmico con extractos del parásito o bien una citología (estudio de las células) de la zona. 

 

Es importante diferenciar una infestación por pulgas en la que se produce una irritación de la piel proporcional al número de pulgas que tenga nuestra mascota, de una DAPP en donde la picadura de una sola pulga es suficiente para desencadenar la enfermedad. 

 

Sin pulgas no hay dermatitis 

El tratamiento se basa en realizar un control exhaustivo de las pulgas tanto del animal como de su entorno. La DAPP es una enfermedad alérgica, con un tratamiento eficaz y sobre todo un control estricto de las pulgas, podremos conseguir que nuestra mascota no presente síntomas. 

El médico veterinario podrá indicarnos el producto adecuado para el tratamiento como son talcos, champús, tabletas o inyecciones para controlar mejor la enfermedad de nuestro engreído. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eso sí, recordemos NO AUTOMEDICAR A NUESTRA MASCOTA.  

Busquemos siempre la ayuda de un buen profesional. 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario