Un auténtico médico veterinario

Por Planeta Mascota

  Por Sabino A. Arias Quispe  Decano CMVDL  Colegio Médico Veterinario Departamental de Lima 

Artículo publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 48
En los últimos años, el médico veterinario se ha visto enfrentado a diversas situaciones muy particulares sobre su profesión. 
Frases alusivas como: «Los veterinarios viven de los animales»; que «sólo queremos lucrar”; que “los hacemos sufrir innecesariamente»; o que los «maltratamos», son algunas de las más frecuentes. Sin embargo, estas frases reflejan una gran desinformación o desconocimiento sobre la verdadera labor que realizamos los médicos veterinarios 

 

Y esta mala percepción se debe en parte a los empíricos (ILEGALES) que se presentan como veterinarios o «técnicos en Medicina Veterinaria«, aclarando que tal profesión NO EXISTE en nuestro país, y que escudándose en «el amor por los animales», realizan actividades que distan mucho de preocuparse por estos y solamente tienen motivaciones meramente mercantilistas y comerciales. En suma, unos IRRESPONSABLES y ESTAFADORES QUE NO SABEN CURAR porque no han acabado sus estudios o jamás han pisado una casa de estudios. 

 

¿Por qué alguien decide estudiar Medicina Veterinaria? 

El mismo nombre lo dice: MEDICINA, son formas de curar, de sanar, de ayudar, de rescatar, de mejorar la calidad de vida; y VETERINARIA, es para los animales. Por lo tanto, el principal motivo es AMAR A LOS ANIMALES. 

 

Esta carrera de Medicina es sumamente sacrificada. No contempla descansos ni días libres, mucho menos domingos o feriados, pues siempre habrá algún animalito que requiera de nuestra atención. Además, la evolución de la Medicina es constante, uno nunca termina de aprender, siempre encontraremos un caso distinto, fuera de toda casuísticaY ni qué decir de los procedimientos médicos, estos cambian constantemente, así como los medicamentos y tratamientos. 

 

El médico veterinario TOMA CONCIENCIA POR EL ANIMAL QUE TRATA porque logra interiorizar todo lo que su paciente vive. PIENSA Y SIENTE POR ESTE, buscando lo mejor para sanarlo, generando una mayor expectativa y calidad de vida.  Un auténtico médico veterinario está en continua capacitación, se nutre de experiencias recibidas tanto en la universidad como en el ejercicio diario de su profesión. 

 

El 8 de julio se celebra el Día del Médico Veterinario en el Perú; el Consejo Departamental de Lima del Colegio Médico Veterinario del Perú, quiere aprovechar para invocar a la reflexión respecto a la imagen del médico veterinario en nuestra sociedad. Es un profesional que brinda un servicio social, pues al tratar, conservar y cuidar la salud de los animales, su labor estará directamente relacionada con el bienestar de la sociedad en sí, así como con la salud pública, la producción y cuidados sanitarios de los alimentos y el bienestar emocional de las personas que comparten su vida y quieren a sus mascotas.  

 

Esta es una labor noble que requiere de entrega y sacrificios personales para beneficiar a los demás. Sin embargo, no se debe olvidar que se trata de una profesión, y como todo trabajo, merece una valoración y retribución. No se trata de vivir de los animales, sino de la labor que realizamos.  

 

Cualquier persona puede amar desmesuradamente a su mascota, pero, ante una enfermedad, la única persona verdaderamente capacitada para curarla será un médico veterinario, y debe entenderse que su rol es el del perfecto aliado capaz de brindarle a las mascotas una vida mejor y más prolongada. El amor no cura, pero si se le suma pasión, entrega y la dedicación de un profesional, los animales podrán vivir en salud y bienestar por mucho más tiempo al lado de las familias que los quieren. 

 

 

 

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario