Cuando un nuevo bebé llega a casa

Por Planeta Mascota
Por Dra. Eleanor Mentaschi
Máster en Medicina de la Conducta para los animales domésticos
Escuela Canina Il Mio Cane, Milán y RomaT 348/7537803 www.ilmiocane.net  
Publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 10

 

Cuando nací, Lucky era solo un año mayor que yo. Crecimos juntas y fue como tener una hermana solo que de cuatro patas en versión pastor alemán.

Por muchos años fui hija única, así que pensando en los que ya tienen un hijo y en  los que se estrenan como tales, quiero compartir unos consejos muy interesantes para que la llegada del nuevo bebé sea un acontecimiento que tanto la familia como la mascota disfruten a plenitud.

En primer lugar, es importante que sepan que no todos los perros son capaces de vivir con niños. Las experiencias de los cachorros durante sus primeros 3 meses de vida, conocido como «período sensible», son muy determinantes. Si durante este tiempo, el perro no ha vivido este periodo de socialización con niños podría, y léase bien, podría mal interpretar los movimientos y ruidos del bebé llegando incluso a gruñir o morderlo por una cuestión de celos, o en un intento de proteger a sus amos.

En cambio, el perro que si ha tenido este contacto será capaz de reconocerlos e interactuar naturalmente con ellos. De allí, que es muy importante que los padres o la persona a cargo supervisen al bebé en todo momento.

En todo caso, si comprendemos por qué un perro se pone celoso, podremos evitar que la situación se nos escape de las manos. Por favor, no descuiden ni abandonen a su mascota, porque tanto ustedes como ella están pasando por un periodo de adaptación. Aquí la clave es “mucha paciencia”.

¿Qué hacer antes de la llegada de un bebé a casa?

  1. Acostumbren al perro a recibir menos atención. De esta manera, no asociará la llegada del niño con la repentina falta de cariño de una forma tan abrupta. Este consejo es válido para cualquier cambio en su estilo de vida.
  2. De ser posible, resulta muy útil llevar la ropa hospitalaria de la mamá y el bebé para que el perro se habitúe a los nuevos olores.
  3. Utilicen una muñeca para imitar el cambio de pañales, la hora de lactar y el baño del futuro bebe, y premien a su perro por cada vez que se muestre tranquilo.
  4. Coloquen un CD con los llantos y balbuceos propios del recién nacido para que su mascota se acostumbre a estos sonidos. Lo que les permitirá también poner a prueba su reacción. Eso sí, los perros son muy inteligentes, así que traten de que no los vea colocar el CD y los descubra.

Qué hacer cuando el bebé ya está en casa
Con cuidado dejen que el perro se acerque y huela al nuevo miembro de la familia porque es importante que comprenda lo que está ocurriendo.

  1. Recuerden, deben controlar, pero no evitar su curiosidad. Por favor, no lo castiguen ni lo echen fuera cada vez que se acerque al pequeño, a menos que exista un peligro real.
  2. Nunca dejen solo al bebé con el perro, alguien debe estar siempre supervisándolo todo. Y otro detalle muy importante premien a su mascota por su buen comportamiento.
  3. Valgan verdades, la llegada de un bebé puede ser muy estresante, si se sienten cansados, lo mejor será distraer al perro con una golosina o un juego para no castigarlo solo porque nos sentimos de mal humor.
  4. El perro debe asociar al niño como algo positivo. Por ejemplo, cuando el bebé esté presente, intenten darle más atención al perro, acarícienlo, hablen y jueguen con él o dejen caer unos trocitos de su comida. De esta forma, el perro asociará la presencia del niño con el premio y la interacción positiva.
  5. Como padres deben estar siempre presentes para monitorear al perro cada vez que se quedé con los niños. Lógicamente, las reacciones que el perro muestre en los primeros meses les permitirá saber si es o no un verdadero peligro para el pequeño. Y dado el caso, un especialista en conducta animal puede ser de gran ayuda.

Que la llegada de un nuevo bebé sea un acontecimiento de alegría para todos, para ustedes padres primerizos y para el futuro mejor amigo de su hijo: su perro.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario