5 juegos para jugar con tu perro en casa

Por Planeta Mascota

Estos consejos pueden servir para que puedas interaccionar más con tu mascota y procurar su completo bienestar, y lo hacemos mostrándote diversos 5 juegos para jugar con tu perro en casa.

1. Juguemos a la caja de cartón

Para empezar con las primeras opciones de juego canino únicamente necesitaremos una caja de cartón, eso sí, debe tratarse de una caja limpia, rígida y lo suficientemente amplia como para que nuestro perro quepa dentro.

Podemos colocar la caja en un lugar amplio de nuestro hogar, a ser posible donde no existan muchos objetos que puedan interactuar con el perro a modo de obstáculos, y entonces, empieza la diversión, ya que una simple caja de cartón encierra numerosas posibilidades de juego.

A continuación te mostramos algunos ejemplos:

  • Colocando una golosina a modo de premio dentro de la caja lograrás que tu perro la descubra y pueda meterse dentro de ella, descubriendo entonces que éste puede ser un gran escondite. Además, lograrás ejercitarlo físicamente.
  • Otro modo de lograr que nuestro perro interaccione con la caja es mostrándole un juguete al que esté apegado, el cual posteriormente esconderemos dentro de la caja.
  • También podemos esconder los juguetes siguiendo el camino inverso, es decir, sitúa los juguetes dentro de la caja y permite a tu perro que se entretenga con ellos, posteriormente, escóndelos en algún rincón de tu hogar y deja que él los busque.

Una opción muy divertida para la caja de cartón es que sea lo suficientemente amplia como para que nosotros también podamos entrar, de este modo estamos jugando completamente con nuestro perro, y esto le motivará. Emplear el refuerzo positivo con golosinas para perros, clicker o abrazos hará que nuestra mascota disfrute aún más.

2. Jugar al escondite 

El sentido del olfato de un perro es extraordinario, de hecho, es el sentido que menos se deteriora con el paso de la edad, por lo que este juego es excepcional para seguir estimulando a los perros ancianos. Debemos aprovechar que el hocico del perro cuenta con millones de receptores olfativos para estimular su cognición.

Para iniciar este juego sólo debemos contar con ambientadores, frutas o cualquier objeto con olor (siempre vigilando que el perro no ingiera ninguna sustancia que pudiera resultarle tóxica), lo ideal es emplear olores que sean desconocidos para nuestro perro.

Primero dejaremos que olfatee el objeto durante un tiempo, posteriormente, lo esconderemos en algún rincón y él deberá buscarlo, mientras se encuentre en esta búsqueda, estaremos estimulando su sistema nervioso.

También podemos utilizar el searching si no nos importa que el suelo quede algo sucio. Consiste en esparcir comida para que el perro la busque y se relaje. Aunque es preferible hacerlo en el exterior también podemos hacerlo dentro de casa con cachorros o perros ancianos.

3. Atrapando el juguete favorito.

Este juego es muy divertido y lo más importante es que permite al perro ejercitarse físicamente y mantenerse activo. Es perfecto para los días de lluvia.

Únicamente necesitaremos un juguete que resulte atractivo para nuestra mascota, un palo, y una cuerda que cuente como mínimo con un metro de longitud.

El juego se ejecuta del siguiente modo:

  • Atamos la cuerda a un extremo del palo y en el extremo de la cuerda debemos atar el juguete.
  • Sostenemos el palo y nos escondemos tras una columna, pared o puerta, dejando que el juguete atado a la cuerda repose sobre el suelo.
  • Empezamos a mover ligeramente el juguete a ras del suelo para captar la atención de nuestra mascota.
  • Una vez nuestro perro se haya decidido a acudir para explorar el juguete, entonces podemos mover el palo de distintas formas e intensificar el movimiento, de modo que el perro se mostrará muy entretenido y excitado.

Finalmente una agradable recompensa para nuestro amigo será desatar el juguete y otorgarle toda la libertad para que experimente con él.

4. ¿Me dejas tu juguete?

Este juego permitirá que nuestra mascota se sitúe en estado de alerta y mantenga una óptima condición física. Únicamente necesitamos un juguete que resulte atractivo para él y sobre todo cuyo tacto sea suave, ya que es importante que en ningún momento se corra el riesgo de poder lastimar la dentadura del animal.

Permitiremos que nuestro perro juegue libremente hasta que nosotros decidimos quitarle el juguete, obviamente, nuestra mascota no nos dejará y aquí empieza un divertido juego de tira y agarra al que además, podemos incorporarle multitud de movimientos para así permitirle a nuestra mascota un mayor ejercicio físico. Si tienes varios perros no dudes en que esto funcionará.

5. Juego musical para relajar

Jugar con nuestro perro no únicamente tiene por qué tener la función de estimula

rlo o excitarlo, sino que también puede ser una excelente manera de relajarlo.

El refrán popular nos dice que la música amansa a las fieras, y tiene gran razón, de hecho, los efectos de la musicoterapia son diversos, positivos y sobradamente demostrados.

Para relajar a tu perro a través de la música únicamente necesitas seguir estos sencillos pasos:

  • Busca una superficie donde tu perro pueda tumbarse cómodamente y relajarse
  • Permanece a su lado, a medida que se vaya calmando podrás colmarlo de afecto
  • Ponle música, a los perros les puede encantar la música que incorpore aullidos de lobos u otros sonidos de animales salvajes, esto estimulará su cerebro a la vez que lo mantiene relajado

Tras cinco minutos podrás observar como tu perro ha cambiado y se muestra completamente tranquilo.

Descubre también cómo practicar yoga con tu perro.

Articulos Relacionados

1 comentarios

Para tu mascotas, un juguete para cada edad | PlanetaMascota 10 de octubre de 2020 - 19:00

[…] Te podría interesar también: "5 juegos para jugar con tu perro en casa" […]

Reply

Déjanos un comentario