Terranova

Por Planeta Mascota
publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 30

Esta raza se originó en Terranova, en Canadá, donde fue utilizado como perro de trabajo para tirar de cargas pesadas o como perro salvavidas.

El terranova posee un cuerpo poderoso, macizo y musculoso. Su altura se encuentra entre los 70 y 90 cm a la cruz y pueden llegar a pesar hasta 70 kg. Tiene pies redondeados y compactos, con dedos también compactos y con una membrana interdigital.

Algunos ejemplares podrían desarrollar problemas de salud relacionados a su tamaño y peso, como displasia de cadera y algunos problemas articulares. También existe una predisposición genética a padecer problemas cardiacos. Su promedio de vida gira en torno a los 10 años.

Existen tres variedades de color: negro, castaño y blanco con marcas negras. Posee una doble capa de pelo resistente al agua. La capa externa es moderadamente larga y de pelos lisos; la capa interna es suave y densa. Es importante cepillarlo periódicamente para mantener un pelaje fuerte y disminuir la caída de pelo.

De carácter tranquilo, dócil y muy leal, los terranovas son pacientes y buenos  compañeros de juego con los niños, por lo que se les conoce como “el perro niñera”. Eso sí, necesitan ejercitarse diariamente y hay que entrenarlos para que aprendan a medir su fuerza.

Debido a su gran tamaño, el terranova necesita disfrutar de amplio espacio; es también una raza ideal para familias con niños inquietos que necesitan un compañero de juegos muy paciente.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario