British Shorthair

Por Planeta Mascota

El british shorthair, mi gato de peluche

publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 18

Me enamoré de los brits como arte de magia. Conocí la raza por revistas especializadas de gatos, hasta que un día el sueño de tener un brit se hizo realidad con la llegada de Khonsu, y luego con Nut, Amon y tres camadas de hermosos gatitos de peluche.

Ellos son la familia que me llena de ronroneos, lamidas y caricias, y que junto con Isis, una siamesa maravillosa, hacen los días muy especiales para toda mi familia.

Una raza antigua del lejano Egipto

El British Shorthair es una raza muy antigua, se cree que sus orígenes se remontan al antiguo Egipto, desde donde fueron llevados por los romanos, durante la invasión a Inglaterra para ser utilizados, por su fortaleza, en la erradicación de las plagas de roedores.

En el siglo XIX se domesticó, y se presentó la raza como British Shorthair en la I Exposición Felina en el Crystal Palace de Londres en 1871. Actualmente, es reconocido por todas las asociaciones internacionales de criadores de gatos de raza a nivel mundial como es TICA (The International Cat Association) y FIFE (Fédération Internationale Féline).

Las características de su  majestad: el brit

Sin entrar en detalles de los estándares de la raza, el brit es una de esas pocas razas donde claramente se distingue a un macho de una hembra.

La hembra es mucho más delicada con un peso entre 3.5 a 4.5 kg, mientras que el macho, más fuerte y musculoso, alcanza un peso entre 5 a 8 kg .Es gracioso y alcanza su madurez a los 3 años, que es cuando se hace más  más imponente.

Otra de sus principales características es que poseen mejillas bien desarrolladas; es decir, son cachetones, lo que hace que tenga la apariencia de un gato sonriente. Destaca también su pelaje: corto, denso y compacto, de textura tipo plush, lo que le brinda ese aspecto de peluche. Los hay de todos los colores, pero el tradicional es el blue (gris) que es la variedad más famosa y difundida.

¡Cómo no enamorarse de un brit!

En primer lugar, por su apariencia de peluche, luego porque son apachurrables y encantadores, después porque son fornidos, redondos y porque tienen unos ojos ocre redondos y vivaces, que no solo los diferencian del típico gato criollo o de las razas más populares existentes en nuestro país, sino porque por esto y más tienen un aura de misterio.

Por su apariencia, los brits son los preferidos de muchas marcas, películas y libros, como es el caso de Sonriente o Cheshire Cat, el gato de Alicia en el País de las Maravillas o el personaje del libro de Stephen King, Pet Semantary o el gatito símbolo de Whiskas, y films como Darkman, Stuart Little, y Como Perros y Gatos, entre otros.

Los brits tienen una personalidad fuerte y decidida, así como un carácter calmado, reservado e independiente, y a pesar de ello, son alegres y juguetones, sin importar la edad; pero eso sí, prefieren siempre pisar tierra, es decir, no son como los gatos a los que les gusta mucho estar en brazos.

El brit es un gato faldero con moderación, no requiere de mayor grooming, pero sí es extremadamente mimado y cariñoso, especialmente con sus dueños. Se lleva muy bien con otros animales y en especial le gusta sentirse como el rey.

Y si a todo esto, agregamos lamidas, ronroneos y caricias, me pregunto:
¿Quién puede resistirse a los encantos de este gato de peluche?

 

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario