Bobtail japonés

Por Planeta Mascota

Bobtail japonés, el gato de la suerte 

publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 12

El Bobtail japonés es una raza gatuna originaria de Japón y del sudeste de Asia, donde se le conoce desde hace siglos, tal y como lo demuestra su presencia en las imágenes del folklore tradicional y el arte de la cultura oriental. 

El Bobtail japonés  es una raza de gato doméstico con una característica muy inusual.  

Si, su cola, que se parece más a la cola de un conejo que a la de otros gatos, y es el resultado de una mutación genética causada por un gen recesivo. 

Como en otras razas, el Bobtail japonés puede tener casi cualquier color o colores, dispuestos en diferentes patrones. Los calicós predominantemente blancosse cuentan entre los preferidos por los japoneses y aficionados a los gatos. 

¡Hola Bob! 

  • Mi cabeza forma como un triángulo equilátero, mis orejas son grandes y deben estar en posición vertical, bien separadas entre sí, o sino en ángulo recto con la cabeza como si estuvieran en alerta. Mi hocico es bastante ancho y redondo y mis ojos son grandes y ovalados sin sobresalir más allá de la mejilla o la frente.
  • Mi cuerpo es de tamaño mediano, mi cuello no es ni largo ni corto, en proporción a la longitud de mi cuerpo, mis patas son largas, delgadas y altas, y de forma ovalada, en tanto que cuento con 5 dedos adelante y 4 atrás. Mi cola corta se compone de una o más articulaciones curvadas, lo que me hace un gato muy singular. Eso sí, tengo el torso largo, delgado y elegante como para lucir mi fuerza muscular porque los machos somos más grandes que las hembras.  
  • Los Bobtails japoneses solemos tener camadas de tres hasta cuatro gatitos, los cuales no solo son grandes en comparación con otras razas, sino que son muy activos y juguetones y caminan antes de tiempo.  

 

 Maneki neko, el gato de la suerte 

También conocido como el «Gato atrayente» es una imagen de un Bobtail japonés sentado con la pata levantada, y que es considerado un imán de buena suerte entre los japoneses en todo el mundo, tanto que su fama ha llegado hasta Occidente en sus variantes de color oro y negro, y que suele colocarse frente de las tiendas o casas con la patita en movimiento para atraer a los clientes y por supuesto, la buena suerte.  

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario