Scottish Terrier

Por Planeta Mascota
publicado en la revista PLANETA MASCOTA en el núm. 28

Esta raza originaria de Escocia se dedicaba a la caza bajo tierra de pequeños animales como roedores, tejones y zorros.

Los scottish terrier son pequeños y musculosos, con una altura promedio de 26 cm y un peso que oscila entre los 8 y 10 kg. Tienen las patas cortas y la cabeza larga en comparación con su talla. No obstante, son muy ágiles y activos a pesar de sus miembros cortos.  Tienen un pelaje de doble capa: la interna: corta, densa y suave; la externa: dura, densa y de textura de alambre. Por lo que es muy importante cepillarlos y cortarles el pelo periódicamente para mantener un pelaje fuerte y sano.

Con la edad, algunos ejemplares podrían desarrollar problemas oculares y articulares, aunque no presentan enfermedades de piel comunes a la raza. En líneas generales, es un perro con pocos problemas de salud.

De buen carácter, seguros de sí mismos, juguetones e inteligentes. Los scottish terrier son perros fieles, leales, nobles, independientes, reservados, valientes y osados, pero no agresivos.

Es la raza ideal para familias numerosas a las que les gustan los perros activos y disponen de tiempo para ejercitarlos. También son buenos perros guardianes de aviso, ya que ladran solo cuando es necesario.

Articulos Relacionados

Déjanos un comentario